Miércoles, 7 de Diciembre del 2016
Daniel Uicab Alonzo
Acaecimientos

La respuesta del Ejército

Pasado el luto y el rasgar de vestiduras, ahí seguirán los uniformados, porque sólo se ha perdido una batalla, costosa en vidas, sí, por eso esperamos la respuesta... contundente.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

¿Podrá existir mayor afrenta al Ejército que un grupo armado del crimen organizado haya abatido a 5 elementos y malherido a 10, en una operación de rescate a un líder del Cártel del Pacífico? Sólo dos soldados salieron ilesos. Qué poder de organización tienen los cárteles y qué poder de fuego y armamento. Es de preocuparse y ocuparse. Réquiem por los caídos. Solidaridad para los malheridos. La respuesta debe ser contundente, por el bien de todos y de la seguridad del país.

No escribí yo el párrafo anterior, sino mi hermano Francisco, médico, pero ese era mi pensamiento -y el de muchos otros militares en activo y en situación de retiro-, recién conocido el episodio. Serenados los ánimos, sí esperamos varias respuestas, contundentes, no sólo de nuestras fuerzas armadas sino también de organismos civiles que, hasta ahora, solo han condenado (siempre me pregunto de qué sirve condenar) la agresión o guardado silencio, y no solo un minuto, por cierto. 

Nos ha llenado de rabia e indignación la imagen de aquellos soldados abatidos la madrugada de ese viernes en Culiacán en que llevaban a un delincuente a recibir atención médica; con desventaja en hombres y armas fueron atacados sorpresivamente con fusiles Barret calibre .50 y granadas y, tras la intensidad de fuego, los dos vehículos militares estallaron en llamas dando al lugar un escenario de guerra. Fue, dijo el secretario de la Defensa, una acción de enfermos, insanos, bestias criminales, seres sin conciencia.

También nos indigna la cuota de sangre de los soldados en esta lucha que, a fuerza de repetirse, ya comenzamos a creer que será estéril: 76 militares muertos en lo que va del sexenio; más de la mitad de los casos, en Tamaulipas y Jalisco; sólo este años van 12 caídos en la lucha contra grupos criminales. Antes poco se sabía de la muerte de soldados y marinos, hoy, los medios exigen y obtienen esa información. Me pregunto si sirve de algo.

Pasado el luto, el rasgar de vestiduras del Comandante Supremo y demás autoridades civiles, ahí seguirán los uniformados, porque sólo se ha perdido una batalla, costosa en vidas, sí, por eso esperamos la respuesta... contundente.

Anexo "1"

Indemnización y visita

El Gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, anunció el miércoles que su administración pagará 5 millones de pesos a las familias de los cinco militares que murieron en la emboscada del 30 de septiembre, como un gesto de solidaridad con el Ejército. Esto, además del Seguro de Vida Militar y las pensiones que prevé la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas.

El anuncio fue hecho el pasado miércoles, cuando el presidente Enrique Peña Nieto visitó a los militares que se recuperan de ese ataque, en el Hospital Regional Militar de Especialidades de Mazatlán.

El Mandatario dijo que los soldados “son ejemplo de fortaleza, de la gran templanza y el valor que tienen quienes integran nuestras fuerzas armadas” y que “son ejemplo, son inspiración para sus compañeros de armas”. Reconoció que la tarea que tienen no es fácil y que "hay que tener un gran valor, una enorme valentía y un gran coraje para seguir al frente y cumpliéndole a México en estas difíciles tareas".

Daniel Uicab Alonzo
Tte.de Corbeta de la Armada, Ret. Licenciado en Periodismo. Diplomado en Planeación y Producción Editorial. Es editor de SIPSE.com
Ver más de Daniel Uicab Alonzo

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.