Tercer tercio

Si nos atenemos a la metáfora taurina del título, le sobra razón al gobernador Rolando Zapata Bello cuando afirma que lo mejor está por venir...

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

Si nos atenemos a la metáfora taurina del título, le sobra razón al gobernador Rolando Zapata Bello cuando afirma que lo mejor está por venir y conste que no lo hace sólo por el indestructible optimismo que lo caracteriza y que le sirve de acicate para derribar los obstáculos que van surgiendo en el bregar cotidiano de su tarea de gobierno. Lo dice porque está consciente de que los primeros dos tercios de su administración si bien han dado frutos, como el cumplimiento de 174 de los 227 compromisos adquiridos en su campaña, han cubierto el objetivo estratégico de poner las bases, columnas les llama él, para que en este último lapso puedan madurar los proyectos que harán posible una nueva realidad para los ciudadanos.

Lapso en el que se comenzarán a cosechar los mejores frutos de lo que se ha sembrado con antelación, donde la sociedad yucateca, bajo el impacto del binomio ocupación-producción, cobrará un mayor dinamismo en prácticamente todas las esferas de la actividad económica, impulsando las diversas áreas como la construcción, el transporte, el comercio y los servicios, así como las actividades deportivas, culturales y artísticas.

Porque las inversiones, por más de 60 mil millones de pesos, que se han realizado, han transformado ya la realidad local y es previsible que puedan impulsar mayores cambios bajo la dinámica del círculo virtuoso en que la ocupación genera más ocupación y la inversión mayor inversión.

Pero, afirma,  resulta imprescindible que se mantenga el ritmo y se consolide el rumbo, tomando en consideración tres elementos centrales: la seguridad interna, la inclusión y la renovación. Seguridad para crecer de manera ordenada, situándonos a la vanguardia de la prevención del crimen; en la impartición de justicia, con el reforzamiento de la investigación científica, así como en la protección cotidiana de los ciudadanos. Inclusión en el sentido de que el crecimiento debe traer riqueza pero ésta debe ser mejor distribuida para, en lugar de ampliar, cerrar las brechas sociales, creando mayores oportunidades. Renovación para evitar caer en rutinas y refrescar actitudes.

Esta última advertencia fue dirigida de manera general a todos los trabajadores del sector público y en especial a los miembros de su gabinete para que trabajen, más que por intereses personales o de grupo, para el bien de nuestra sociedad y el bienestar de todos.

Asímismo manifestó que en los dos años que vienen serán entregadas las obras estratégicas de infraestructura como: la modernización del tramo ferroviario Mérida-Coatzacoalcos, el Viaducto Alterno del Puerto de Altura, la Universidad Politécnica de Yucatán, el Centro de Justicia Oral de Mérida, el Centro Internacional de Congresos, el nuevo Hospital Materno-Infantil y el Palacio de la Música. Las bases del desarrollo están puestas, pero, como afirma, no se debe caer en complacencias anticipadas para poder estar en condiciones  de rendir las mejores cuentas cuando llegue la hora de la verdad.

Carlos Sobrino Sierra
Economista, presidente estatal del PRI, senador, diputado federal y líder nacional del Movimiento Territorial del PRI.
Ver más de Carlos Sobrino Sierra

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.