Archivos mensuales: noviembre 2010

LMB 2011 Y SEÑOR SORIA 2010

Russell Gutiérrez

Tras una semana desconectado de todo y sólo pendiente de Mickey Mouse aquí vamos de nuevo… Y vaya que hubo información.

La Liga Mexicana regresa en 2011 al formato de todos contra todos pero seguirá en 2 zonas. Rol con más juegos, me dicen que 120. En los últimos años se jugaron 110 y 107 por club. Regresan los choques interzonas. Parece que no se ahorró mucho recortando viajes en los últimos años. Se perdió más. Pero el nuevo formato tendrá algunas series de 2 partidos y comentan que hasta algunos encuentros en lunes. Yucatán será pareja de Campeche y Tigres de los Diablos.

Lo mejor: STANDING CORRIDO. Adiós a las vaciladas de puntos por vuelta y mafufadas. Y no es que eso fuera malo. Mantenía el interés de quien lo entendía. La cosa es que nadie lo entendía. La “tabla corrida” premia la regularidad. El que está todo el rol entre los 4 primeros califica. Punto. Basta de que si los puntos y el porcentaje, la división de unidades y la abuelita de Batman. Basta de que alguien necesite perder para… ganar. Dios nos escuchó.

Standing corrido significa tener que ser competitivo para no quedar marginado pronto. Implica dar espectáculo para tener público en las tribunas. Me gusta.

En diciembre en Orlando, en la Convención del Béisbol Organizado, sabremos cómo queda el rol.

Plinio Escalante 2 años más al frente de la Liga. Buena decisión. Mejor si lo dejan hacer (y suspender a los rijosos) y no tiene que aflojar ante ciertos “protegidos”.
Creo que vienen cosas buenas. No me preocupan los cambios. Más bien me preocupa que sean tan constantes y repetitivos en la soluciones ya usadas. Pero creo positivamente en nuestra pelota.

Para terminar, Jaokim Soria fue el ganador del Premio Nacional del Deporte. Merecido sin duda. Notable. Más aún en este futbolizado país donde nuestras super “estrellas” de las patadas son banca en ligas de buen nivel. Honor a quien honor merece.

BUEN PITCHEO Y BATEO DE PODER SE “AGIGANTAN”, SAN FRANCISCO CAMPEON

Russell Gutiérrez

Los Gigantes campeones con justicia. Notable final de una campaña en el que brilló el pitcheo por sobre las demás facetas del juego. Así terminó un año caracterizado por el dominio de los lanzadores. El último choque lo ganó el estelar Tim Lincecum venciendo al no menos excepcional Cliff Lee. Juegazo, con todas sus letras, 3×1.

Ya sabíamos que lo del duelo incial de la serie entre ellos fue sólo un capricho del béisbol. Con tanta calidad no hubo que esperar mucho para que estos 2 colosos de la loma nos dejaran extasiados. La segunda fue la vencida para Lincecum y Lee. Basta decir que cuando comezó la séptima entrada nadie, N-A-D-I-E, había pisado la segunda. Al final Texas sólo pegó 3 hits y sólo Nelson Cruz pasó sobre la intermedia. Poco hay que agregar.

Pero en esta serie el pitcheo no sólo incluyó a Lee y Lincecum. Bumgarner, Tommy Hunter, Colby Lewis, Matt Cain, CJ Wilson… Hubo mucho.

Dato ilustrativo el hecho de que en los 3 juegos en el Ballpark de Arlington se anotaron 14 carreras (promedio inferior a 5) y 13 de ellas fueron remolcadas por homeruns. Lo anterior demuestra que el pitcheo dominó pero eso no eliminó a los buenos y especialmente a los oportunos cañoneros. Cuando los lanzadores lucen lo que se reducen son las oportunidades. Y entonces los bats de poder tienen que aparecer para resolver. Para definir. Así fue.

Pocos hits, pocas carreras y mayor valor a los cañoneros. El show del poder también participó y eso vale porque sin perder la calidad que significa un buen duelo de pitcheo el batazo rey tomó su lugar estelar. Esa combinación de pitcheo (primero, por delante) y luego bateo de poder seguido de buena defensa (que también lució) hacen de un partido un magnífico partido. Además hay que agregar el alto grado de emoción derivado de lo cerrado de los scores.

No dejo pasar la enorme labor del colombiano Edgar Rentería que definió su segunda Serie Mundial luego de darle el título a Florida en 1997. Ahora pegó el bambinazo clave. Tuvo gran postemporada como otros latinos: Juan Uribe, Andrés Torres, etc.

En ese tenor salvo aquel loco primer juego en San Francisco tuvimos tremenda serie. Pitcheo, bateo de poder, defensa y juegos cerrados. Qué más se puede pedir.

Muchos dirán que también hubo regadas de tepache como la mala defensa el primer día y la dirección en los juegos en la bahía de Ron Washington. Cierto. Pero eso es parte del deporte, parte de la vida. No exageren. El balance es positivo. Por lo que toca al timonel texano hay que decir que Ron tiene mucho mérito en la transformación del club en contendiente. Como sea ha hecho historia. Tras años pobres y sin éxitos en los play offs hoy los Rangers están más cerca del objetivo.

Felicidades a los Gigantes. Equipo de gran tradición y que finalmente ganó en California tras años de sequía desde que emigraron de Nueva York en los años 50. Ya les tocaba.

Cerramos un año exquisito, lleno de calidad. Y remarco que para mi ésta se mide con el pitcheo. No hay más. Por eso digo que fue notable.

Ahora una pausa, a concentrarse en la Liga del Pacífico, la Meridana y la preparación de la LMB 2011. Pero mientras me voy a Disney de vacaciones. No se si las merezco pero las tomo con gusto… Ya nos veremos por aquí. Por ahora les invito a ver “Lo Mejor de la Serie Mundial” el domingo a las 18 horas por canal 2 de Grupo Sipse.

BUMGARNER PONE A LOS GIGANTES A UN PASO

Russell Gutiérrez

Los Gigantes están muy cerca. Otro tremendo juego, como el del sábado, con otra estupenda labor de un novato. Ahora le tocó a Madison Bumgarner quien con pelota de 3 hits (sencillos) en 8 entradas comandó la blanqueada de 4×0 que ha puesto a San Francisco a un paso de obtener el primer título de la franquicia desde que emigraron de Nueva York a California a finales de los años 50. Remarco lo de otro muy buen partido. Cerrado, de mucho pitcheo, definido por homeruns y de alto voltaje.

Cuando el joven de 21 años Bumgarner dio la base a su primer enemigo quizá más de uno pensó que le iba a pesar la responsabilidad de mantener a los Gigantes en ventaja en la serie, más jugando en parque rival. Pero nada de eso. Lanzó como verdadero maestro y dominó de cabo a rabo a los Rangers. Seis ponches y un par de bases fueron el complemento del trabajo del zurdo. Excepcional.

Del otro lado Tommy Hunter no lanzó mal pero ante un trabajo como el de su antagonista era poco lo que se podía hacer. Como una noche antes los grandes cañonazos jugaron un papel clave. Así ha sido la historia en el Ballpark de Arlington. Este domingo un homerun de 2 carreras de Aubrey Huff en la tercera marcó la pauta, 2×0. Eso era suficiente. Todavía después en la séptima (eso habla de que el pitcheo del texano también mantuvo al rival a raya) un doble de Andrés Torres puso el juego 3×0 y en la octava, ya ante Darren O´Day, botó la pelota Buster Posey. Fue todo. La novena baja la despachó en 3 hombres, con par de ponches, el barbón Brian Wilson para sentenciar el éxito y poner la serie 3-1.

Un dato interesante es que en Texas se han anotado 10 carreras en los 2 juegos y de esas 9 fueron remolcadas por homeruns. Así ha sido, las 6 del sábado y 3 de las 4 de la jornada dominical. Vaya cosa. Y esto de alguna manera habla de la importancia del poder en juegos en los que luce el pitcheo. Y así han sido los partidos en el campo de los Rangers. Cuando hay buena labor de los lanzadores es cuando los grandes cañoneros toman valor. Saber aprovechar una pitcheada resulta clave.

La cosa está del lado de los californianos que este lunes buscan coronarse en patio ajeno. Para ello ponen toda su confianza en Tim Lincecum, sin duda su carta estelar. Enfrente tendrá a otro super estrella, para mi el mejor lanzador que hay actualmente para esta clase de partidos: Cliff Lee. Se trata de los abridores del primer choque de la serie, aquel que nos puso a soñar con una jornada histórica por el nivel de los abridores. Pero no olvidemos que el pasado miércoles el béisbol nos volvió a demostrar lo caprichoso que es y el duelo fue muy diferente a lo que todos esperábamos. Fue un partido loco lleno de batazos y hasta errores.

Ahora Lincecum busca su consagración y Lee tratará de demostrar que puede con la chamba a la hora cero bajo mucho presión, como si cargara el mundo a la espalda. Cuando Jon Daniels, el gerente de Texas, lo contrató ya iniciada la campaña procedente de los Marineros de Seattle sin duda lo hizo  pensando en la valía del zurdo para partidos sin margen de error. Esta es la situación de este lunes en el quinto juego.

Creo que vamos a tener una noche de muy buen pitcheo y de grandes emociones. Dudo que ambos superestrellas vuelvan a fallar. Sin embargo ya sabemos que en este negocio nada, N-A-D-A, está escrito. De tal forma les recomiendo que sigan la acción esta tarde minutos antes de las 18 hrs a través del Canal 2 de Grupo Sipse en la transmisión de Televisa Deportes.

Escuchen mis comentarios en el noticiero de Sara Cebada en Amor 100.1 que se transmite de 6 a 8am. Excelente noti. Lo recomiendo. Si están fuera de Mérida pueden escucharlo en www.sipse.com.