Archivados bajo la etiqueta: CARLOS VALENCIA

FINAL LMP: Obregón masacra a Guasave y obtiene el bicampeonato

Russell Gutiérrez

Los Yaquis son bicampeones dela Liga del Pacífico. Y están cerca de dejar una de las huellas más hondas en este deporte. Todavía falta pero están cerca. Obregón obtuvo este miércoles el título al completar la barrida a los Algodoneros de Guasave en cuatro juegos. Segundo título bajo la tutela de Eddie Díaz y tercero de la organización en los últimos cinco años. Además son los campeones defensores dela Seriedel Caribe de forma que irán a República Dominicana la próxima semana buscando ser el primer bicampeón mexicano de la historia en el torneo caribeño.

El resultado final, el título, es justo. Lo que no gustó fue la forma, pero esa no fue culpa de Obregón. Ellos hicieron su chamba, no corrieron riesgos. Fueron con todo y masacraron. La serie había sido de un solo lado pero con juegos muy parejos, dos con diferencia de una carrera y el otro de apenas un par… lo de esta noche fue UN ACCIDENTE. De esas cosas que siempre son posibles aunque nadie las desea, incluso me atrevo a decir que ni siquiera quien sale beneficiado. Obregón despedazó a Guasave 19×0. No hay nada más que decir. Hicieron todo: pitchear, batear y defender. Guasave nada. Los números no mienten: 19 carreras con 25 hits sin sombra de error de un lado. Del otro nada. Absolutamente nada. Apenas sumaron 6 hits y cometieron 3 errores. Cualquier dato que se agregue es ocioso.

LA TERRIBLE PRESION

Con la soga al cuello y luego de tres juegos cerrados, muy buenos y cerrados, la gente del Che Reyes sabía que su margen de error era mínimo, casi nulo. Creo que la presión fue demasiada, el equipo se quebró, hizo agua por todas partes y se hundió sin remedio. Obligados a ganar jamás tuvieron siquiera un chance. Tras la parte alta de la primera entrada ya tenían cinco carreras en la frente. Fue en ese primer escarceo en el que normalmente hay que apaciguar los nervios que les sucedió todo lo contrario. La debacle fue monumental. Vieron desfilar al bat ante su abridor Francisco Córdoba a todos los yaquis del line up. Recibieron en esa primera tanda 4 hits incluidos 2 homeruns y cometieron 2 de sus 3 errores. Pánico escénico.

Y muchos dirán que era temprano, que aún había tiempo… ¡pamplinas! La suerte estaba echada. El iceberg no sólo golpeó, ¡desgarró! Caló hondo en la estructura del navío guasavense. El hundimiento era cuestión de tiempo.

Del otro lado el abridor yaqui Marco Carrillo salió inspirado. Y seguro resultó beneficiado de los fantasmas que iban creciendo en la mente de sus adversarios. Combinación letal. El derecho retiró con la mano en la cintura a sus 11 primeros rivales, cuatro de ellos por la vía del ponche. Antes de que José Manuel Rodríguez le rompiera la perfección en la cuarta entrada, ya con 2 outs, sólo un batazo había salido del cuadro. Dominio total. Más cómodo aún con la ventaja tempranera. Al final la labor del ganador Carrillo fue de 6 entradas, 3 hits –sencillos-, una base y 6 ponches.

TITANICAZO EN LA SEPTIMA

Obregón no dejó vivir a la presa herida. Guasave hizo lo que pudo, el Che Reyes utilizó a 10 lanzadores en total pero nada funcionó. Las paredes iban cediendo a la presión y finalmente en la séptima sobrevino el desastre. Ya con el score 7×0 Obregón hizo ¡11 carreras más! En esa entrada batearon 15 peloteros y pegaron 10 hits, 2 de ellos dobles, combinados con 2 bases. Consumatum.

Obregón es un gran equipo, su éxito no es obra de la casualidad. Todos sabíamos que con la ventaja que tenía en la serie era casi imposible que no ganaran. Pero insisto, lo de esta noche fue un accidente. No hay tal diferencia.

EL MOMENTO DE  EDDIE DIAZ

El manager dominicano Eddie Díaz está en su mejor momento. Tras muchos años grises en los que no ganaba nada, ni en verano ni en invierno, ahora parece la nueva versión del Rey Midas. Lo ha hecho de maravilla. Y seguro seguirá al alza porque va a dirigir a los Diablos Rojos del México a partir de marzo. Y esos siempre están en la pelea. Además hay que remarcar que ha sido audaz, que ha tomado decisiones importantes y acertadas. Una combinación difícil de lograr. Llegó su momento y lo está aprovechando. Que nadie le quite el mérito. Su personalidad puede no gustarnos a muchos pero su trabajo hoy está fuera de duda. Además seguro ha de tener muchas ganas de ir a su tierra, donde se jugarála Seriedel Caribe, y exhibir ahí sus adelantos. Ya el año pasado cuando recién ganó el título caribeño tiró un poco de ponzoña a sus paisanos en una entrevista que le hizo ESPN…

NUMEROS DE LA MACANIZA

¿Números? Mmmm no abundaré demasiado. Está de más. Son sólo números. Sergio “Cuate” Contreras pegó de 6-4 con un doble y 5 producidas; Iker Franco de 4-3 con homerun, doble y 3 remolques; Carlos Valencia de 5-4 con un cuadrangular y 2 empujadas. Hubo muchos cambios, el score los permitió. El juego se relajó. De los que iniciaron por Obregón sólo el primer bat, Corey Wimberly, no pegó de hit.

LOS ACCIDENTES

Nadie quiere que una final termine así. Somos adictos al drama. Pero últimamente en nuestro béisbol, más en el de verano, las palizas han definido títulos. En 2009 Saltillo quedó campeón superando 14×1 a los Tigres, en 2010 los propios Saraperos apalearon a Puebla 21×2. En 2011 Tigres barrió al México ganando el último duelo 13×9. Muchas carreras en éste último aunque la diferencia no fue tan amplia. Ya estuvo mejor.

En la Liga del Pacífico esto no se había visto últimamente hasta que se presentó ahora. Por ejemplo, hace 3 años se coronó Hermosillo ganándole el último a Mazatlán 1×0 y el año anterior Yaquis superó a Guasave 5×2. Lo de esta noche fue un accidente.

RUMBO A DOMINICANA

Ahora viene la Seriedel Caribe. Vienen los días de escoger a quienes serán los refuerzos del club de la antigua Cajeme. Seguro habrá muchos cambios. Así se estila. Pero el chiste es que nuestro representante sea competitivo. Ya habrá tiempo de pensar en eso. Por hoy, FELICIDADES OBREGON.

FINAL LMP: Con homerun de Murillo Yaquis gana 6×5 y aventaja 2-0

Russell Gutiérrez

Obregón volvió a ganar, otra vez de forma dramática, ahora con una voltereta increíble gracias a un homerun de par de carreras en la octava entrada de su noveno bat Agustín Murillo. Y el palo vino ya con 2 outs. Así los Yaquis de un plumazo pasaron de una mínima desventaja a ubicarse a tres out del triunfo… y eso con un cerrador como Luis Ignacio Ayala fue cheque al portador. Obregón venció 6×5 a Guasave y ahora tiene una ventaja de 2-0 en  la serie. Esta ventaja parece amplia pues contrasta con la paridad de fuerzas exhibida en el terreno. La historia no está escrita aún pero Obregón ha avanzado bastante. La cosa para los Algodoneros no es definitiva pero sí dolorosa, especialmente por lo cerca que estuvieron de rescatar al menos un encuentro en patio ajeno… o los dos. En un juego de margen tan reducido los detalles cuentan. Y los hubo.

Guasave tuvo chances y aunque sólo pegaron 4 hits estuvieron en la pelea porque aprovecharon lo que su rival les dio vía descontrol. Recibieron 8 bases incluida una intencional. Tres vinieron en la tercera entrada en la que hicieron sus dos primeras carreras para tomar ventaja 2×1. Y las remolcó José Manuel Espinoza con el único hit de la ofensiva. En la sexta llegaron 3 pasaportes más que combinados con un toque y dos hits ligados dieron como resultado un rally de 3 anotaciones para ampliar la ventaja a 5×1. Todo iba bien. Pero los juegos son de nueve entradas y llegar a la primera mitad de la sexta con ventaja de 4 no quiere decir nada. Y eso quedó claro.

Pero así como decía que los Algodoneros supieron aprovechar las bases recibidas del otro lado un error defensivo los golpeó con severidad al abrir la puerta a dos carreras sucias. Muy importantes en un juego que terminó con diferencia de una.

En el cierre de la sexta Obregón se acercó con 2 carreras. Karim García quien había producido con doble en la primera entrada abrió la tanda con biangular, un error del antesalista José Manuel Espinoza a rola de Bárbaro Cañizales dejó hombres en tercera y segunda. Ahí salió el abridor Edgar González. Rola de Douglas Clark ante Antonio Garzón produjo una y hit de Carlos Valencia ante Adrián Ramírez la segunda. En ese ataque Yaquis dejó corredores en tercera y primera cuando Ramírez ponchó a Murillo tras hit de Sergio Contreras.

En la séptima Guasave tuvo 2 en base, los últimos que embasó, pero se fueron en blanco. Fue por una base natural y otra intencional. Su último hit lo dieron una entrada antes. Y si no se batea difícilmente se puede ganar.

Por su parte Obregón se puso a tiro con una más en el cierre para acercarse 5×4. Corey Wimberly inició la fiesta con toque-infieldhit, avanzó a segunda con base a Alfredo Amézaga y timbró con par de rolas, la que lo llevó al plato fue obra de Cañizares. Carrera con sólo un hit. Cuentan igual.

El gane en la octava ante Alan Guerrero. Con un out hit de Carlos Valencia, quien tuvo una noche clara al pegar de 4-3, y ya con 2 fuera el palo de Murillo por todo el central. No se necesita más.

PITCHEO

Por Obregón lanzaron 8 pítchers. El abridor Randy Keisler trabajó 5 entradas con 4 carreras, 2 hits, 5 bases y 4 ponches. Le siguieron Hugo Castellanos, César Carrillo, Oswaldo Martínez, Héctor “Choco” Navarro, Marlon Arias, el ganador Rafael Rodríguez quien lanzó un inning con una base intencional, y el Chicote Ayala quien se agenció su segundo rescate de la serie al despachar la novena en orden. Y hay que resaltar que enfrentó a los tres de arriba de la alineación, es decir, una buena tanda y con una ventaja infinitesimal.

Por Guasave abrió Edgar González quien tiró 5 tandas para 3 carreras, sólo una limpia, 3 hits, 2 bases y un ponche. Luego lanzaron Garzón, Adrián Ramírez, Jorge Luis Castillo, Mauricio Lara y Alan Guerrero. Por cierto, en la séptima el manager Enrique “Che” Reyes metió a Lara quien había fallado la noche previa y lo trajo ahora para enfrentar al tremendo Karim García con hombres en las esquinas y el score apenas 5×3. Lara dominó a Karim con rola. Se intentó el dobleplay salvador pero no se logró.  Una jugada después con otra rola entró la cuarta anotación de los Yaquis. Béisbol es béisbol.

BATEO

Por Guasave el noveno bat José Felix fue el único que repitió hits. Pegó de 4-2 aunque falló un intento de toque en la tercera. Cosas que pesan en duelos tan cerrados. Los 4 hits de los Algodoneros fueron sencillos. Por Guasave regresó al line up su center fielder Eduardo “Mosco” Arredondo tras dos juegos inactivo por un pelotazo recibido en la semifinal ante Culiacán. Fue primer bat  y se fue de 4-0 con una base. Leo Heras que había jugado por él ahora entró en la sexta a la defensiva por Mario Valenzuela en el right field.

Por Obregón, ya decía que el Chapis Valencia bateó de 4-3 con un remolque. Karim García sigue siendo clave y hoy conectó dos dobles en tres turnos legales más una base por bolas. Produjo una carrera y en el único turno en que lo dominaron avanzó a de segunda a tercera a un hombre que luego anotó. Todo cuenta. Sin embargo no hay que buscar mucho, la gran figura ofensiva se llama AGUSTIN MURILLO. Bateó de 4-1 pero ese hit fue el homerun que cambió la historia. Lo demás es lo de menos. Punto.

NADA DE LEONES

No jugaron por segunda noche los peloteros que pertenecen a los Leones en el verano. Ni el short stop Luis Borges por Guasave ni el receptor Said Gutiérrez por Obregón.

MARTES EL TERCER JUEGO

Este lunes habrá descanso pero el martes, a las 20:30 horas tiempo de Mérida, se juega el primer partido en Guasave y tercero de la serie. Están anunciados para lanzar Rolando Valdez por los Yaquis y Walter Silva por los Algodoneros.

HERMOSILLO ARREBATA Y CULIACAN AGONIZA, YAQUIS GANA Y ESTA VIVO

Russell Gutiérrez

Dos tremendos juegos este viernes, ambos por diferencia de una carrera pero con historias diferentes. De un lado, los Yaquis regresaron en su casa al vencer a Mazatlán y se acercaron en la serie 2-1 mientras que en Culiacán los Naranjeros le arrebataron el juego a los Tomateros y ahora están a un paso de la final con enorme actuación de Luis Alfonso García.

OBERGON SUFRE PERO GANA Y TIENE VIDA

Imparable de Carlos “Chapis” Valencia produjo en la octava entrada la carrera que rompió el empate y los Yaquis de Obregón superaron 4×3 a los Venados de Mazatlán para acercarse en la serie 2-1. Valencia fue el líder productor de la campaña regular.

No fue un juego fácil para la tropa de Eddie Díaz con todo y que no le hicieron pasar un buen rato al ex estrella de las Ligas Mayores Esteban Loaiza. Obregón llegó a tener ventaja de 3×1 al cerrar la quinta gracias a par de homeruns ante Esteban. El primero solitario de Mario Valdez en la segunda para empatar el score 1×1 y el segundo de Mike Martínez en la tercera, de dos carreras, para irse arriba. Pero no pudieron mantener la diferencia y con 2 anotaciones en la sexta, la primera con homerun de Edgar González y la otra con fly de sacrificio de Miguel Ojeda nivelaron la balanza.

La verdad es que Obregón debió batallar menos pero dejaron demasiadas oportunidades. Durante el juego en cinco de sus ocho trunos embasaron a su primer hombre, pero sólo uno de ellos anotó. Y eso que dos veces los avanzaron con toques, incluyendo uno después de un doble de Martínez que inició la sexta tanda. En segunda tras iniciar con hit vino un dobleplay y luego el bambinazo de Valdez. En la quinta tras embasar al primero hubo un ponche, una bola ocupada y un out en intento de robo. Finalmente ese corredor nunca llegó a segunda. En la sexta hubo doble, toque, un fly corto que no permitió pisa y corre, una base y un fly al cuadro. Nada. En la séptima abrieron con hit pero fallaron un toque y quemaron al corredor en segunda. Como verán, demasiadas oportunidades. Pero el juego es así y lo importante para ellos es que ganaron.

En la octava, con un out, Lorenzo Bundy metió a lanzar a Rafael Martín y a él le hicieron la carrera de la diferencia. Agustín Murillo tomó base, Luis Terrero pegó hit y tras ponche a Erubiel Durazo, un out enorme, el Chapis pegó el hit productor.

Ganó Jailen Peguero quien despachó la octava alta con scon de ponchotes para tercero, cuarto y quinto bats: Edgar González, John Lindsey y Roberto Saucedo. La novena la tiró Héctor “Choco” Navarro con una base a Miguel Ojeda tras un out. No pasó nada más y se agenció el rescate.

Por Obregón abrió Bobby Cramer quien empezó muy bien al permitir apenas 2 hits en las primeras cinco entradas. La única carrera que hasta ahí había recibido fue sucia por un error suyo en un tiro a la inicial. Un corredor avanzó a tercera y luego anotó con fly de Read Brignac. Sus broncas vinieron en la sexta cuando le empataron el score. González le dio homerun abriendo la tanda y luego siguieron doble de Lindsey y sencillo de Saucedo que lo mandó a las duchas. La segunda carrera de la entrada llegó como dije con fly de Ojeda. Cramer dio 3 bases y ponchó a 4. Tras él Mario Mendoza hizo tremendo relevo de 2 entradas con apenas una base ante de Peguero.

Loaiza trabajó para 7 entradas con 3 carreras (limpias) con 6 hits (2 homeruns), 3 ponches y 2 bases.

Como casi siempre en los partidos de los Venados la duración estuvo debajo de las tres horas. El encuentro duró 2:51.

Este sábado Walter Silva lanzará por los ciervos ante Marco Quevedo, un novato al que Eddie Díaz dirigió en Oaxaca en verano y que le dio una gran salida en la serie anterior frente a Mexicali.

LUIS ALFONSO GARCIA Y EL RELEVO PONEN A HERMOSILLO A UN PASO

Hermosillo dio un paso enorme rumbo a la final. Y no sólo por ganar como visitante a Culiacán 5×4 para ponerse 3-0 en la serie a sólo un triunfo de ganarla. Y otra vez Luis Alfonso García fue la figura al pegar el hit que produjo las dos carreras de la voltereta en la novena entrada.

Lo más importante no fue el triunfo en sí. Lo que puede marcar la serie fue la forma en la que lo lograron. Le arrebataron el juego a los Tomateros que llegaron a tener ventaja de 4×1 y con una carrera en la séptima, otra en la octava y finalmente las dos en la novena, empataron y triunfaron. Así creo que mataron a Culiacán. Más allá de por la ventaja obtenida creo que lo han hecho en lo anímico. Esas derrotas duelen y de ellas muy pocos se levantan.

Después de que el zurdo Travis Blackley no tuvo una salida ni remotamente parecida a la anterior en la que tiró para sólo un hit en 8 entradas ante Navojoa y en la que los Tomateros se le fueron arriba 4×1 al finalizar la quinta entrada la cosa se veía a modo para ellos… pero el relevo falló mientras el de los Naranjeros cumplió de forma excepcional rematado con el quinto salvamento de la postemporada para José Vargas que pese a dar una base, que significaba la carrera del empate, despachó la novena en cuatro hombres.

Con el score 4×3 para Culiacán los visitantes definieron el juego en la novena y fue ante uno de los estelares de los guindas: José Silva. Con un out Chris Robertson recibió base, Karim García, en su regreso tras la muerte de su padre (el gran Pancho García), dio hit. Vinicio Castilla recibió base para llenar la casa y entonces vino Luis Alfonso, sí, otra vez García quien ha sido letal, a definir con imparable productor de las dos carreras que escribieron la historia. García bateó de 3-2 y produjo 2.

Luis Alfonso ha bateado a dos hits y remolcado dos carreras en cada juego de la serie. No hay duda, es la figura ofensiva. También destacó Nelson Teilón, ahora bajado de segundo a séptimo bat con la llegada de Karim. El dominicano se fue de 3-3 con una producida. Salvo Carlos Alberto “Chispa” Gastélum, el noveno bat, todos los inicialistas en el line up pegaron al menos un hit para Hermosillo. Los Naranjeros conectaron 11 imparables por 7 de Culiacán.

Abrió por Culiacán el dominicano José Mercedes quien admitió 6 hits y 2 carreras (una limpia) en 6 entradas. Dio 4 bases y ponchó a 2. Dejó el juego ganado. Por Hermosillo, Blackley había permitido 6 imparables y las 4 anotaciones (una sucia) en 4 2/3. Además batalló con el control porque dio 4 bases a cambio de 3 ponches. Pero Edgar Huerta, Marcos Zavala, el ganador Elmer Dessens y Vargas apenas admitieron un hit en el resto del juego. Entre todos sólo dieron una base, la de Vargas en la novena. Estupendo trabajo.

Por Culiacán, Jesús Cota bateó de 4-3 con una producida. El juego duró 4:01 horas.

Este sábado el novato Juan Pablo Oramas lanzará por Hermosillo buscando dar la puntilla ante Francisco Félix. Creo que ya cantó la gorda, pero…

HOMERUN DE VALENCIA LE QUITA EL JUEGO A MEXICALI, A DICKERSON… Y A OSCAR RIVERA

Russell Gutiérrez

Obregón tomó ventaja en patio ajeno 2-1 en su serie de play offs ante Mexicali gracias a un homerun de 3 carreras de Carlos “CHapis” Valencia en la octava entrada para darle la vuelta al score y triunfar los Yaquis 3×2 en duelo rodeado por una polémica decisión del mánager de los Aguilas, Bobby Dickerson, quien dejó en la loma a Miguel Duarte quien tras un hermético trabajo del abridor Oscar Rivera y dos buenos tercios de Hugo Castellanos metió al derecho y éste comenzó esa tanda con par de bases. Tras un toque el estratega lo mantuvo para enfrentar ni más ni menos que al líder productor de la temporada y sublíder de homerunes… en un parque donde vuela la bola y… ¡voló!

El juego terminó vibrante cuando en el cierre de la novena el líder de rescates de la campaña, Héctor “Choco” Navarro, dio base a su primer enemigo y un toque lo puso a tiro de hit para empatar. Sin embargo, el derecho ponchó sucesivamente al emergente Gonzalo Meza y a Román Peña para el final. En esa amenaza Dickerson tomó otra decisión para el análisis ya que metió a Meza por Noé Muñoz quien iba de 3-3 con un doble. La explicación: ante pítcher derecho prefirió un bat zurdo. Quizá no gusta pero no estuvo mal.

Pero sin duda la decisión más complicada fue la de la ocatava. Dickerson tenía todo en contra para dejar a Duarte en la loma. El juego estaba muy cerrado, apenas con diferencia de 2 carreras. Y justamente esas carreras ya estaban en posición de anotar merced al descontrol de Miguel quien caminó al noveno bat Flavio Romero y a Mike Martínez. Luego Agustín Murillo tocó. En lo personal creo que a esas alturas, en la octava, con el juego tan cerrado, no se debe correr riesgos. Pero…

Cambiar al pitcher en el momento justo, ni un bateador antes ni uno después como ahora, es el gran secreto del éxito en la dirección. No es fácil.

El zurdo Rivera, estelar del Yucatán en verano, merecía mejor suerte. Lanzó 6 2/3 con apenas 3 hits y 3 ponches aunque dio 3 bases. Se metió en tremenda bronca en la segunda cuando con el score 0×0 admitió hits de Erubiel Durazo y Luis Terrero abriendo tanda. El mánager yaqui Eddie Díaz mandó tocar a su sexto bat, Mario Valdez, un hombre de poder. La casa se llenó con base a Víctor Díaz. Pero Oscar se fajó y dominó a Iker Franco y Flavio Romero colgando enorme cero.

Cuando Díaz mandó tocar a Valdez nos acordamos de su época con los Leones en el verano de 2004. Previo a aquella campaña anunció que no jugaría béisbol “miedoso” de toques de bola pese a estar en un parque de pitcheo… Curioso porque esta noche mandó tocar en la segunda a un hombre de fuerza como Valdez justo tras hits ligados abriendo tanda. Y cuando venía Valdez, Víctor Díaz e Iker. Pura fuerza. No critico el toque. Creo que siempre primero hay que tomar ventaja… sólo me acordé de lo que el propio Díaz decía aquí.

Ambos clubes tuvieron chance. Pocos pero hubo. En la sexta con un out el “Chapis” dio triple pero Rivera dominó a Erubiel y Terreno, ni más ni menos. Por Mexicali, el yuca Oswaldo Morejón falló un squeezeplay en la segunda tanda y sacaron en home a Román Peña. Clave esa carrera sin duda. Detalles que pesan en un juego así. En esa entrada Mexicali había tomado ventaja con dobles de Noé Muñoz y Peña.

En la cuarta Yaquis dejó a dos en posición de anotar, otro más en la quinta. Los Aguilas volvieron a anotar en la séptima para irse 2×0 gracias a hit de Matt Kamp. Luego vino el estacazo estelar del “Chapis” un palo entre right-center.

Emmanuel “Peque” Valdez también bateó de 3-3 por los Aguilas.

Por Obregón abrió Robert Cramer con labor de una carrera y 6 hits en 5 2/3. Ganó en relevo Adrían Ramírez con buen trabajo de un hit y un ponche en 2 entradas.

LUCEN LEON Y COTA EN TRIUNFOS DE CULIACAN Y HERMOSILLO

En Culiacán, los Tomateros lograron su primer triunfo sobre Mazatlán al ganarle 8×6 y se acercaron 2-1 en la serie. Ganó Arnold León con enorme labor de 6 entradas sin hit, una carrera, 6 ponches y 3 bases.

En Navojoa, Hermosillo venció a Navojoa 12×7 y tiene un pie en la siguiente ronda al tomar ventaja de 3-0 en la serie. La figura fue Humberto Cota quien pegó 3 homeruns y produjo 5 carreras.

Todas las series continúan este miércoles.
Feliz Día de Reyes a todos y muuuchas felicidades Mérida, Yucatán. Hoy es tu cumpleaños.

Mi columna en www.sipse.com