Agencia
NUEVA YORK, Estados Unidos.- Aaron Schlossberg, sigue en la mira de todos, luego de protagonizar un video donde amenaza a varios empleados y comensales de un restaurante, por el simple hecho de estar comunicándose en español.

Han sido demasiadas las críticas que ha recibido y lo último que causó controversia fue el hecho de que varios medios fueron a verlo con el propósito de sacar más información y él terminó huyendo, según informa el New York Post y el diario inglés Daily Mail.

También te puede interesar: Amenaza a empleadas de restaurante por hablar español en NY

El abogado fue abordado por varios medios a durante la jornada, en la que, para pasar desapercibido, se vistió de forma casual, sin embargo, los reporteros lo abordaron en la calle, pero él sólo se negó a responder preguntas hasta que logró abordar un taxi.

Aaron Schlossberg se cambió de ropa para escapar de la prensa. (Daily Mail)

Aaron M. Schlossberg, de 44 años, tendrá que buscar un nuevo domicilio después de ser captado gritando al personal de un restaurante, por comunicarse entre ellos en español, hecho que lo colocó en el ojo del huracán. Pero eso sólo fue el principio de sus problemas.

Primero, el congresista Adriano Espaillat llamó a la Corte Disciplinaria de la Barra de Abogados de Nueva York para que investiguen a Schlossberg, y en su caso, revocarle la licencia.

Además, Hayim Grant, presidente de la compañía inmobiliaria que administra el edificio donde Schlossberg tenía su firma, confirmó que el abogado fue ‘invitado a retirarse’ ayer. El directivo afirmó que las acciones de Aaron no corresponden con la filosofía de la compañía.

Los guardias del edificio celebraron que el abogado ya no acuda a las oficinas. “Le tiraría mis zapatos en la cara”, dijo uno de ellos. “Si fuera por mí, no lo hubiera dejado ir, le habría dado una lección”.

Schlossberg, miembro del partido republicano y quien donó 500 dólares a la campaña de Trump en 2016, se unió a la barra de abogados de Nueva York en 2003.