Agencia
RUSIA.- El presidente ruso, Vladimir Putin, lanzó un nuevo impulso el martes para poner fin a la guerra en Siria después de una visita no anunciada del presidente sirio, Bashar al-Assad, a Rusia, que pareció confirmar su futuro papel en cualquier acuerdo eventual.

La iniciativa rusa se basa en un acuerdo alcanzado con el presidente Trump este mes en el que Estados Unidos reconoció efectivamente el papel principal de Rusia en la diplomacia siria a cambio de la aceptación rusa de un papel continuo de Estados Unidos en Siria ahora que el Estado islámico está a punto de la derrota.

También te puede interesar: ¡Wow! Melania Trump recibe el árbol de navidad en la Casa Blanca

De acuerdo con The Washington Post, después de la reunión de Putin con Assad, el presidente ruso pasó gran parte del martes hablando por teléfono con líderes regionales y mundiales, buscando su apoyo a propuestas que conjuntarían la exitosa intervención militar de Rusia en nombre de Assad en 2015 en una victoria diplomática que sellaría el papel de Rusia como un jugador importante del mundo.

El inicio de la diplomacia comenzó con un anuncio del Kremlin de que Assad se había reunido con Putin durante la noche del lunes en la ciudad turística rusa de Sochi, donde las fotografías publicadas por los medios rusos mostraban a los dos hombres abrazándose con entusiasmo.

Putin le dijo a Assad que la guerra en Siria está a punto de terminar y lo instó a que dirija su atención hacia la obtención de una solución política al conflicto, según los comentarios transmitidos por los medios estatales.

"En lo que se refiere a nuestro trabajo conjunto en la lucha contra el terrorismo en el territorio de Siria, esta operación militar realmente está llegando a su término", dijo Putin. "Creo que la tarea principal ahora es iniciar el proceso político".

Putin luego habló por más de una hora por teléfono con Trump, una conversación que se centró principalmente en Siria, de acuerdo con lecturas de la conversación tanto del Kremlin como de la Casa Blanca. Putin le dijo a Trump que había asegurado un compromiso de Assad para cooperar con la iniciativa rusa, incluidas las reformas constitucionales y las elecciones presidenciales y parlamentarias, dijo el Kremlin.