Agencia
MÉXICO.- Las maniobras de cuatro tripulantes del avión de Aeroméxico que ayer se desplomó en Durango evitaron que muriera alguno de los 99 pasajeros a bordo, de los cuales 88 eran mayores de edad, nueve menores y dos infantes.

Ayer, alrededor de las 15:47 horas, el vuelo AM2431 de Aeroméxico salía de la terminal Guadalupe Victoria, de Durango, con dirección a la Ciudad de México. 

También te puede interesar: 'Había un hueco justo al lado de nosotros, teníamos que saltar'

Poco tenía de haber despegado cuando se desplomó presuntamente por “condiciones climatológicas adversas”. Varios pasajeros salieron de la nave por su propio pie y otros fueron auxiliados y trasladados a hospitales.

El director general de Aeroméxico, Andrés Conesa, dijo que gracias a la oportuna acción de la tripulación no se registraron pérdidas humanas en el accidente aéreo.

Unas 87 personas resultaron lesionadas, entre ellas el capitán de la aeronave, Carlos Galván Meyrán, quien se reportaba grave, pero estable, luego de someterse a una cirugía.

Carlos Galván Meyrán

El piloto Carlos Galván Meyrán egresó en 2011 del Colegio de Pilotos Aviadores de México. 

Daniel Dardon

La tripulación estaba conformada por el copiloto Daniel Dardon Chávez y las sobrecargo Samantha Hernández Huerta y Brenda Zavala Gómez.

Daniel estaba a cargo del avión junto con Galván Meyrán. En su perfil de Facebook tiene fotografías de cuando laboró para Interjet, de cabinas de aeronaves y con compañeros de trabajo.

Samantha Hernández

El perfil de Samantha indica que comenzó a trabajar como sobrecargo de Aeromexico desde junio de 2012.