Agencias
CHINA.- Aunque parezca una broma unos padres no se dieron cuenta que su bebé se cayó de su furgoneta en movimiento y tampoco se percataron de que el pequeño quedó tirado en la carretera, el menor de aproximadamente 10 meses de edad, 'salió volando' por el exceso de velocidad en el que circulaban. 

También te puede interesar: Abuela mata a su nieto de 7 años: el niño no quería comer

De acuerdo con el portal El Debate, los padres del menor ni siquiera se dieron cuenta del insólito momento, ocurrido en la ciudad china de Changzhou, provincia de Jiangsu.

En las imágenes grabadas por unas cámaras de seguridad, se aprecia como el bebé sentado en la parte trasera del vehículo sale disparado bruscamente sobre el asfalto cuando este gira en una pequeña curva y una de las puertas se abre.

De acuerdo a medios locales, el bebé fue rescatado por una mujer que afortunadamente se encontraba cerca del lugar.

Mientras que los padres se dieron cuenta de que su hijo no estaba en la furgoneta hasta momentos más tarde cuando se detuvieron en un semáforo.

Asustada, la madre del pequeño corrió en su búsqueda y dijo que una transeúnte se lo entregó. Se desconoce si el menor resultó herido tras la caída.

 Otro hecho, video: auto casi termina aplastado por un 'objeto volador'

La caída de un ‘extraño objeto volador’ se ha vuelto viral en redes sociales, miles de usuarios se pronuncian impresionados al ver cómo un vehículo en movimiento es casi aplastado y cómo ‘se salvó’ de milagro pues dicho objeto cayó a unos cuantos metros de él.

De acuerdo con información de El Comercio, el hecho que se popularizó rápidamente en YouTube ocurrió en la provincia de Pathum Thani, en Tailandia.

La situación fue grabada desde un auto. En las imágenes de YouTube se observa el preciso momento en el que el objeto casi aplasta a un vehículo.

Según medios locales, se trataba de la tapa de una cisterna que salió expulsada producto de una explosión por presión.

Este es el video de YouTube que muestra el preciso momento en el que el objeto cae inesperadamente en medio de la carretera tailandesa.