Agencia
Estados Unidos.- David Buckel, un prominente defensor de los derechos de los homosexuales y del medio ambiente, murió luego de prenderse fuego a sí mismo en la ciudad de Nueva York el sábado, en una aterradora protesta contra la destrucción ecológica.

Los restos de David Buckel, de 60 años, fueron hallados por transeúntes en Prospect Park de Brooklyn. El periódico The Daily News reportó que Buckel dejó una nota en un carro de supermercado cerca de su cuerpo en la que señalaba que esperaba que su muerte fuera "honorable" y "pudiera servir a otros", informa el portal Infobae.

También te puede interesar: Acusado de masacre en Florida quiere donar su herencia a víctimas

Mientras que el The New York Times aseguró haber recibido una copia de la nota por correo electrónico, en la que también se leía que, "la mayoría de los humanos en el planeta ahora respiran aire con dañinos combustibles fósiles, y muchos tienen muertes prematuras como resultado. Mi muerte temprana por combustible fósil refleja lo que nos estamos haciendo a nosotros mismos".

"Tener propósitos honorables en la vida invita a tener propósitos honorables en la muerte", agrega en la nota.

Buckel era el abogado principal en una demanda legal que involucra a Brandon Teena, un hombre transgénero que fue asesinado en Nebraska. También sirvió como director del proyecto matrimonial en Lambda Legal, una organización nacional que lucha por los derechos de las personas LGBT, donde era el estratega detrás de los casos de matrimonios entre personas del mismo sexo en Nueva Jersey y Iowa.

Susan Sommer, una ex defensora de Lambda Legal que ahora es la abogada general en la Oficina de Justicia Penal de la Ciudad de Nueva York, dijo al New York Times que para Buckel, "todo se trataba de justicia, pero él también representaba lo que significa ser humano".

"Era un abogado muy inteligente y metódico. Conocía su oficio y su profesión y era estratégico en la forma de armas los casos hacia una victoria arrasante", declaró Sommer.

Mientras que la directora actual de Lambda Legal, Camilla Taylor, dijo que "la noticia de la muerte de David es desgarradora: es una pérdida terrible para la organización, pero también para todo el movimiento por la justicia social".