Agencia
ESTADOS UNIDOS.- La actriz Amandla Stenberg obtuvo su gran oportunidad en la gran pantalla en 2012 con el papel de la pequeña Rue en la primera entrega de 'Los juegos del hambre', aunque en la actualidad cuesta reconocer en ella a la niña que emocionó hasta las lágrimas a los espectadores de medio mundo dando vida al tributo del Distrito Once.

Ahora la intérprete es una joven de 19 años que hace un par de años se convirtió en una fuente de inspiración para muchos de sus fans al anunciar a través de Snapchat que se identificaba como 'queer', un término empleado por aquellas personas que no se consideran heterosexuales o cisgénero. Con motivo de la celebración del mes del orgullo gay, Amandla ha querido dar un paso más en su proceso de aceptación personal compartiendo con el mundo entero su homosexualidad en una nueva entrevista a la Wonderland.

También te puede interesar: Segunda temporada de serie de Luis Miguel podría cancelarse

A lo largo de la conversación, la artista explica que pese a haber mantenido relaciones sentimentales con chicos, a día de hoy se considera solo lesbiana.

"Estoy muy agradecida por todo lo que me ha ofrecido ser gay: poder experimentar y entender el amor y el sexo, y por lo tanto la vida, en una forma más amplia e infinita",confiesa. "Mi sexualidad no es consecuencia de mis experiencias pasadas con los hombres, a quienes he amado; es sencillamente algo con lo que nací y que aprecio enormemente. Me embargó un profundo alivio cuando me di cuenta de que era gay; no bisexual, ni pansexual, sino gay, y que siento un amor romántico hacia las mujeres", confesó la también actriz en la revista Wonderland.

Esas simples palabra 'sí, soy gay' -un homenaje directo a la portada que en su día protagonizó Ellen DeGeneres para Time- le han proporcionado una sensación de liberación y orgullo a partes iguales, parecida a la que experimentó tras asimilar que le gustaban las mujeres.

"Me invadió la calma y la paz. Todo lo que me había hecho sufrir y sentir mal por fin cobraba sentido. Y cuando pude por fin abrirme y despedirme de toda esa pena y vergüenza que había sentido durante años, fui libre para vivir la vida que quería y que me estaba esperando", recordó Amandla en la mencionada publicación.

Con información del portal Quién.