Agencia 
MÉXICO.- ¿Por más que lo intentes no logras despegarte de tu teléfono y aunque lo guardes en tu bolsa o lo alejes de tu cama, no puedes evitar revisarlo constantemente en caso de que hayas recibido un mensaje?

Tal vez es momento de una pequeña desintoxicación tecnológica; por eso te decimos cuatro maneras en las que puedes engañar a tu mente para no sentir esa necesidad de ver la pantalla de tu celular cada cinco minutos.

También te puede interesar:  Esta es la fecha de presentación del Samsung Galaxy S9

1. Quita los colores de la pantalla de tu celular

Cambiar la pantalla de tu teléfono a la escala de grises lo haría menos adictivo pues "los tonos grises hacen que la pantalla brillante sea menos estimulante", dijo en una conferencia de Ted Talk Tristian Harris, un experto en ética de la tecnología que trabajó en Google.

Aunque suene ridículo, otros expertos han respaldado esta teoría. Nellie Bowles, columnista del New York Times, contó su experiencia al cambiar la configuración de su teléfono y aseguró que la ansiedad por ver el teléfono disminuyó. "Somos animales simples, emocionados por los colores brillantes”.

Todo depende de que estés decidido a mantenerlo así por un buen periodo de tiempo. Para hacerlo en iPhone ve a Ajustes > General > Accesibilidad > Ajustes de pantalla > Filtros de colores y desactívalos. Para deshacerlo, sólo tienes que volver a activarlos.

En Android es un poco más difícil, pues tienes que entrar al menú de desarrollador. Aquí te explican paso a paso cómo hacerlo.

2. Desactiva las notificaciones no personales

Esto no significa que dejes de recibir mensajes, sino que selecciones cuáles son prioridad y cuáles puedes elegir no recibir hasta que abras la aplicación. 

Para hacer esto sólo ingresa a la configuración del teléfono y elige qué aplicaciones te pueden mandar notificaciones.

3. Antes de dormir, guarda tu teléfono en otra habitación

Si lo último que haces antes de dormir es revisar tus redes sociales, te recomendamos guardar tu teléfono en otro lugar. Si lo utilizas como despertador, mejor consigue uno tradicional para que no tengas la excusa de mantener el celular a tu lado.

4. Quita de la pantalla principal las aplicaciones que más usas

Muchas veces cuando utilizas el teléfono, abres las aplicaciones que aparecen en la pantalla principal sólo por el hecho de que están ahí. Puede que no necesites revisarlas, pero lo haces porque es lo primero que está a nuestra vista.

Configura la pantalla para que te muestre las aplicaciones indispensables, como llamadas o mensajes. Quita el resto de la pantalla principal y verás como dejas de entrar a Facebook o Twitter cuando en realidad sólo querías llamar a tu mamá.

5. Usa el buscador del teléfono para acceder a las aplicaciones

Si en lugar de tener la app en la pantalla principal utilizas el buscador del teléfono, te darás cuenta de cuánto necesitas realmente ingresar a ella. Si es urgente lo harás de cualquier manera, si no es urgente te dará tiempo de reflexionar si en realidad lo necesitas hacer.

Cada persona es diferente y no todos los trucos pueden servir igual para cada quien. Prueba cada uno e identifica cuáles son consejos que funcionan mejor para ti para ayudarte a superar tu adicción al teléfono.

Con información del portal Milenio.