Agencia
RUSIA.- Anastasia Svetozarova, de 15 años, y Maria Vinogradova, de 12, fueron encontradas muertas a metros de la entrada del edificio en el que vivían en la ciudad rusa de Izhevsk. La menores de edad se suicidaron al saltar del décimo piso.

Minutos antes del suicidio, Anastasia realizó un video para despedirse de su familia. En el mismo se la puede ver en el balcón de su apartamento. "¡Adiós a todos! ¡Los amo! Esto es verdad. Los quiero mucho", fueron sus últimas palabras, informa el portal Infobae.

Según consigna Daily Mail, los primeros informes sostienen que Maria estaba "molesta y deprimida" porque su madre se puso furiosa al enterarse que tenía un novio. Amigos de las jóvenes revelaron que Anastasia también estaba deprimida.

También te puede interesar: Heroico anciano salva a una mujer del suicidio (video)

Las autoridades deben analizar los teléfonos y computadores de las adolescentes para buscar rastros de esos grupos que empujan a menores de edad deprimidos, vía web, a suicidarse.

Maria, por su parte, también dejó un mensaje de despedida. En las redes sociales publicó una foto con su novio, a quien le dedicó sus últimas palabras: "Perdóname, por favor. Te quiero mucho. Sé que encontrarás a alguien mejor que yo".

El Ministerio del Interior ruso informó que en 2017 fueron descubiertos mil 339 grupos suicidas en la web, con una audiencia de más de 12 mil usuarios y 200 mil mensajes.

Estos grupos se concentran en jóvenes vulnerables e infelices, a quienes persuaden para llevar a cabo el juego de la ballena azul cumpliendo ciertas indicaciones que a menudo implican daño autoinfligido y agotamiento.

La Ballena Azul reta a sus participantes a realizar 50 desafíos, siendo el suicidio el último de la lista, con el que termina el juego. El origen de éste, se dice es en Rusia hace un par de años a través de noticias falsas, que al expandirse por las redes sociales, acabaron convirtiéndolo en viral.