Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- El ajolote mexicano podría ser pieza clave para contribuir en la cura del cáncer, así lo revelaron científicos hace un tiempo atrás cuando anunciaron que estudiarían el genoma de este pequeño que le permite regenerarse, así poder replicar este comportamiento.

También te puede interesar: ¿Sabes qué es la celulitis periorbitaria? ¡Ten cuidado!

De acuerdo con el portal Muy Interesante, este anfibio resultó llamativo porque además de conservar su aleta dorsal de renacuajo y sus branquias externas, también tenía la capacidad de regenerar sus extremidades y órganos. Por ejemplo, puede recrear su cola, patas, corazón y cerebro.

El ajolote y su papel en el cáncer

-El genoma del ajolote podría ser la clave para encontrar la cura contra el cáncer, éste es diez veces mayor que el del ser humano, de acuerdo con UNAM Global.

-El ajolote cuenta con 32 mil millones de letras del ADN en su organismo, esto es diez veces más grande que el del humano. Si se descifra cómo se construye su genoma, es posible que se descubra sobre su regeneración de tejidos.

-Que se logre descifrar el genoma, no significa que las personas podrán regenerar algún órgano o extremidad, pero sí ayudará a entender el proceso curativo de una herida. Por ejemplo, el de  los tejidos, que tienen un rol importante cuando se forman los tumores cancerígenos.

Lo anterior es lo que se sabe hasta el momento, pues los estudios continuarán para saber de qué manera se puede replicar el comportamiento del ajolote mexicano, el cual habita en el sistema lacustre del Valle de México.

Otro hecho: no desayunar podría causarte diabetes

El desayuno la comida más importantes que tu cuerpo debe recibir, el no ingerir alimentos después de que nos levantamos causa cambios importantes y sobretodo dañinos para el desarrollo y bienestar del mismo.

De acuerdo con el portal Salud 180, la Federación Mexicana de Diabetes, declaró que el desayuno es la comida más importante del día para todas las personas con o sin diabetes. Provee nutrimentos y energía para mantener activo el organismo.

Ana Laura Segundo Romero, nutrióloga de la Federación Mexicana de Diabetes, explica que cuando una persona no desayuna, su apetito va a aumentar en la siguiente comida y los niveles de glucosa van se van a elevar al tomar los primeros alimentos del día porque se va a comer más.