Agencia
Jalisco.- Las protestas en Chivas ante la falta de pagos en premios pasados surtieron efecto, aunque no como los jugadores esperaban. Luego de la obtención de la Concachampions, Alan Pulido aceptó que hubo un depósito de apenas el tres por ciento del adeudo, lo que no cayó muy bien en el equipo.

“Hubo respuesta, habían dicho que iban a depositar algo para estar tranquilos, pero depositaron el 3 por ciento de lo que nos tocaba y la verdad no lo tomamos de la mejor manera, pero nosotros seguimos concentrados y pensando en este partido, nos vamos con una alegría enorme porque este equipo se lo merece”, mencionó Pulido, según el portal Medio Tiempo.

También te puede interesar: Reportera golpea a aficionado de Chivas por acosarla en vivo

La directiva del Rebaño ofreció un premio de 4 millones de pesos por jugador por ganar la Liga y la Copa del 2017 y únicamente recibieron 1 millón, por lo que comenzaron las protestas previas a la Final de la Concachampions.

“Más allá de la protesta, estamos peleando algo justo, nosotros nos mantuvimos con la mentalidad de que teníamos que ser campeones, supimos diferenciar esas partes de la protesta, pero siempre con mentalidades de ser ganador”, agregó el tamaulipeco.

Hubo varios tipos de protestas, desde publicaciones en redes sociales, entrenamientos con uniformes volteados, hasta salir a practicar con una playera donde exigían que la directiva cumpliera su parte.

“Han venido cosas difíciles, las protestas que hicimos, justas para mí, el equipo se unió y todo eso nos compactó para ser más fuertes, también lo del papá de (Miguel) Basulto, que es una tragedia”.

Pulido ganó su tercer título en Chivas en casi dos años. “La verdad es que estoy muy contento porque nos propusimos llegar a la final, lo dije que las finales son para ganarse y gracias a Dios se dio, sufrido, pero al final de cuentas obtuvimos el resultado y somos campeones”, remató.