Agencia
Alemania.- Un perro que la semana pasada mató a sus dueños cerca de la ciudad alemana de Hanover no será sacrificado.

Las autoridades germanas reconocen haber cometido un error a la hora de su evaluación y contemplan una petición realizada a nivel nacional para salvar al animal, informan medios locales.

El can —llamado Chico y de raza American Staffordshire Terrier— fue capturado por los bomberos que irrumpieron el pasado martes en la vivienda de sus dueños, cuyos cuerpos aparecieron sin vida. Las autopsias confirmaron que Lezime K, de 52 años, y su hijo Liridon, de 27, habían muerto desangrados después de ser atacados por su mascota.

También te puede interesar: ¡Cambio total! Ponen a dieta a un perro con obesidad mórbida

Parecía que el perro estaba abocado a una ejecución segura, pero después de que más de 250,000 personas firmaran una petición titulada Let Chico Live (Dejen vivo a Chico) vía la plataforma Change.org, las autoridades admitieron que habían cometido un error. A su juicio, debieron haber alejado al animal de sus dueños, pues estaban al tanto de que fue adiestrado para luchar.

Un portavoz municipal anunció que estudiaban trasladar a Chico a una instalación segura para canes con dificultades de comportamiento que pueda "garantizar que el perro deje de ser un peligro para la sociedad".

El perro que detecta el cáncer

Blat es un labrador de 3 años de edad que sabe detectar a los posibles enfermos de cáncer de pulmón en fase precoz con solo oler su aliento, un método que ya ha sido comprobado por los médicos.

Este can ofrece un rayo de esperanza a la medicina. Ingrid Ramón, adiestradora de Blat, afirma que a día de hoy su mascota "tiene un 98% de acierto", que "es altísimo".

"Lo más novedoso y sorprendente es que nada más ni nadie más puede hacer nada para encontrar los nódulos tan pequeños que él encuentra", sostiene la mujer. Blat es capaz de detectar un tumor incipiente de solo 4 milímetros de diámetro. En los últimos meses el perro no se ha confundido ni una vez. 

Sin embargo, una parte de la comunidad científica se muestra cauta. Blat, afirman, puede ser parte de la solución, pero el objetivo final es desarrollar una nariz electrónica.

Àlvar Agustí, director del Instituto Clínic Respiratorio en Barcelona, se muestra escéptico. "No podemos estar entrenando Blats para todo el mundo. Lo que habrá que hacer es entender qué sustancias huele Blat y cómo las podemos identificar con tecnología", remarca. Por su parte, la adiestradora del perro lamenta que la ciencia no aproveche aún todo el potencial que tienen estos animales.

En España el cáncer de pulmón es el más letal de todos. Lo es, entre otros factores, por su diagnóstico tardío. Según una investigación del hospital Clinic de Barcelona, a nivel nacional solo 3 de cada 10 pacientes llega a ser operado.