Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- La migraña es un fuerte dolor de cabeza que puede traer consigo malestar estomacal, sensibilidad a la luz y al ruido. Según investigadores de la Johns Hopkins University, en Maryland, Estados Unidos, hay muchos factores que pueden detonarla y uno muy importante es la alimentación.

De acuerdo con información del portal de ciencia y tecnología Muy Interesante, a continuación te decimos tres alimentos que debes evitar si eres propenso a estos dolores de cabeza.

El vino

Se cree que la gran cantidad tiramina y taninos en el vino detona el dolor de cabeza.

(Muy Interesante)

La tiramina se produce por la fermentación y puede afectar a las personas que no pueden descomponer este aminácido, provocando la aparición de migraña y afectando la presión arterial.

También te puede interesar: Que no se te olvide: la serotonina podría prevenir el deterioro de la memoria

El tanino es una sustancia química que se encuentra en la piel y las semillas de la uva y está presente en la producción del vino tinto. Además de estas sustancias, el vino —al ser una bebida alcohólica— hace que el cuerpo se deshidrate, empeorando el dolor.

El chocolate

Contiene varios ingredientes que pueden provocar dolor de cabeza, la feniletilamina presente en este alimento altera el flujo sanguíneo y detona sustancias químicas en el cerebro que provocan este padecimiento.

(Muy Interesante)

El glutamato monosódico

Conocido como GMS, es un aditivo alimentario usado para darle sabor a los alimentos. Aunque puede que su nombre no te parezca familiar, se agrega a cientos de productos como: carnes procesadas, aderezos, alimentos congelados, sopas y otros productos envasados. Además es muy común encontrarlo en la comida china.

(Muy Interesante)

Más sobre la migraña

La mayoría de los dolores de cabeza responden con rapidez a los medicamentos de venta libre. Pero si usted es uno de los millones de estadounidenses con migrañas, se enfrenta a un dolor grave que puede provocar náuseas y hacerle sensible a la luz y al sonido.

De acuerdo con El Debate, las mujeres son tres veces más propensas a sufrir de migrañas que los hombres, según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de EE. UU., pero cuando atacan, son debilitantes para cualquiera.

 Si los analgésicos no ayudan, o las migrañas ocurren más de una vez por semana, consulte al médico. Con frecuencia se relacionan con otros problemas de salud, y mientras más migrañas tengan, más empeoran. Además de los medicamentos recetados, tome medidas para reducir su frecuencia y hacerlas más soportables cuando ocurran.

La herramienta de prevención más importante es identificar sus desencadenantes para poder evitarlos. Los desencadenantes pueden ser cualquier cosa, desde alimentos hasta luces parpadeantes o la deshidratación. Cuando le ataque una migraña, escriba lo que comió, cuánto durmió, y cuánto duró para registrar las posibles causas.