Agencia
GAUHATI.- Un alud de lodo provocado por las lluvias monzónicas aplastó casas con techos de lámina en una colina en el noreste de India, dejando muertos a al menos ocho niños y una mujer que estaban durmiendo, informó este miércoles un funcionario del gobierno.

De acuerdo con excelsior.com, algunas de las víctimas fueron arrastradas por corrientes de agua. Los socorristas llegaron a la aldea de Tamenglong para ayudar a otros residentes, dijo el subcomisionado Ravinder Singh.

También te puede interesar: Fuertes lluvias en Colombia dejan muertos y desaparecidos

La aldea en el estado de Manipur queda a unos 600 kilómetros (375 millas) al sur de la capital del estado de Assam, Gauhati.

La temporada de lluvias monzónicas, que va de junio a septiembre, a menudo desata lluvias fuertes, inundaciones y aludes de lodo en India.

La empapada Mumbai quedó paralizada por tercer día, luego de que las lluvias convirtieran algunas calles en ríos y la gente tuviera que abrirse paso en medio de zonas inundadas hasta la rodilla o la cintura.

Aunque se sintió un poco de alivio este miércoles, el Departamento Meteorológico pronosticó más lluvias fuertes esta semana.

El martes, más de 500 personas fueron rescatadas de un tren expreso que quedó varado porque las vías se inundaron. El servicio de transporte público estuvo parado durante varias horas y miles de viajeros quedaron varados en las áreas más afectadas. Los vuelos de llegada y salida de Mumbai se retrasaron.

La capital financiera de India lucha todos los años contra los efectos de la temporada de lluvias y por ello muchos se quejan de su mala planificación.

Alud de lodo 'sepulta' poblado de Bolivia

El río Taquiña se desbordó y afectó la localidad de Tiquipaya, en Bolivia, a unos 250 kilómetros al este de La Paz, el lodo espeso recorrió las calles llevándose más de dos casas y automóviles que estaban a su paso.

Una persona adulta y un menor de 12 años son las primeras víctimas fatales confirmadas en Tiquipaya por efecto de una intempestiva mazamorra que ingresó la noche del martes a esa localidad. Además, fuentes de Defensa Civil y el propio vicepresidente Álvaro García dieron cuenta de otras dos mujeres desaparecidas en medio de lodo,informó el portal La Razón.

Los rescatistas evacuaron este miércoles al menos a una decena de heridos en medio del barro y las aguas que aún dominan el paisaje en esta zona cochabambina. La lluvia persiste y el caudaloso río Taquiña, causante de la mazamorra, no ha cesado en su arremetida a la población puesto que sus aguas siguen ingresando a parte de esa localidad pese a las labores de contingencia de equipos pesados.

“Hemos confirmado la muerte de un niño de 12 años, ya se ha hecho la recuperación del cuerpo, y se habría encontrado otro cuerpo más que sería de una persona mayor (…). El lodo ha entrado a la casa y no han podido salir y aparentemente se ahogaron”, informó el gobernador de Cochabamba, Iván Canelas.

Sin embargo, existen denuncias de al menos dos desaparecidos que aún no han sido encontrados. Los fallecidos fueron ubicados en la zona del Linde, que junto con Trojes y Chilimarcala son las zonas más afectadas por las riadas. 

“Desde anoche se han evacuado personas heridas. Ocho anoche y dos más hoy en la mañana que se ha podido evacuar de los domicilios. La Policía sigue trabajando con el Grupo SAR y la Alcaldía. Hay agua que sigue bajando”, advirtió García.

La luz de la mañana mostró un panorama desolador en las calles del Distrito 5 de esa localidad ubicada a 10 kilómetros de la ciudad de Cochabamba que están llenas de lodo y piedras arrastradas. Muchas familias pernoctaron a la intemperie en tanto se habilitaban los albergues transitorios.

El presidente Evo Morales declaró el miércoles el estado de emergencia en Beni, Pando, Cochabamba, Tarija y Potosí, regiones que en los últimos días fueron afectadas por intensas lluvias. El estado de emergencia permite disponer de fondos para atender a las más de 6.300 familias damnificadas.