Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Cada vez que hablamos comparamos velocidad o fluidez entre iOS y Android, se nos vienen a la cabeza los famosos speedtest, donde a través de una pantalla apreciamos cómo se abren aplicaciones en los distintos móviles. Estos test no sirven para prácticamente nada, más allá de crear esa falsa sensación de que un móvil va más rápido que otro, como si el uso habitual del mismo fuese abrir 80 aplicaciones a la vez, indica Andro4All en su portal.

Sin embargo, hay un motivo tangible por el cual la sensación de fluidez en iOS siempre es mayor. Es algo que solo se puede apreciar cuando lo usas en mano, y no a través de vídeos ni nada similar. Hoy, hablamos de la latencia, un gran olvidado en Android, y que deberíamos tener bastante en cuenta.

Grosso modo, definiremos la latencia de la pantalla como el tiempo que pasa desde que tocas tu panel hasta que este reacciona. Una latencia rápida -pocos ms-, proporciona una experiencia prácticamente inmediata. Tocas la pantalla y esta reacciona al momento. Como es obvio, una latencia elevada significa que el panel tarda más en reaccionar a tu pulsación, por lo que la experiencia se hace peor.

También te puede interesar: Detectan un nuevo malware en Facebook Messenger

Hablamos de milisegundos, por lo que podrás argumentar que qué más da que un panel tarde 20ms o 100ms, que será algo imperceptible. Pues no lo es. La latencia se nota, y mucho. De hecho, firmas como OnePlus tuvieron varios problemas con la latencia, ya que los desarrolladores criticaron su elevada latencia. Cuando esta es elevada, no notas fluidez extrema, y a ciertos dispositivos se les exige.

No te confundas, no hablamos de lag, hablamos de que un móvil con una latencia mínima nos dará una sensación de fluidez sobresaliente, y aquí es donde Apple nos pasa la mano por la cara.

¿Te suena lo de que iOS está más optimizado que Android? Pues no, no es un cuento ni un rumor. Desde el lanzamiento de los primeros ordenadores de Apple -no eran ni Mac-, la firma de la manzana se centró en la experiencia de usuario, como se cuenta en la biografía de Jobs, y Android no se ha tomado este punto en serio hasta hace unos pocos años -desde Nougat, básicamente-.

Apple guarda bajo la manga código más “mimado”, una forma totalmente distinta de procesar la información, y una interacción del software con el hardware bastante distinta y más directa. Para que te hagas una idea, sin ir más lejos, el iPhone X simula virtualmente por un complejo proceso que el sistema funciona a 120FPS cada vez que tocas la pantalla, por lo que la sensación de fluidez es brutal.

También te puede interesar: Este smartphone superó al iPhone X en velocidad 4G

Aparte de esto, el propio iPad Pro fue pionero en incluir la pantalla retina a 120HZ, que años después estamos viendo en el Razer Phone. En definitiva, una combinación entre la forma de hacer el software y que este interactúe con el hardware mucho más cuidada.

(Andro4All)

Como puedes ver, hasta los primeros iPhone tienen una menor latencia que los Android actuales. Dicha table sale de un usuario de Reddit, que ha medido la latencia a la hora de navegar en estos dispositivos. Una prueba fehaciente de que la sensación de fluidez en iOS es objetivamente mejor respecto a Android, y que debemos tomar como un reto a superar.

Oreo es el buen camino en cuanto a experiencia de usuario, pero debemos seguir trabajando este aspecto para hacer de Android un sistema con aún mejor feeling.