Agencia
ARGENTINA.- Mauricio Macri, presidente de Argentina, anunció este lunes una reducción a su gabinete, así como la aplicación de impuestos a las exportaciones, ésto con el fin de afrontar la crisis económica y financiera por la que atraviesa su país.

Cabe señalar que cuando el argentino llegó al poder en diciembre de 2015, prometió que no habría ajuste, sin embargo hasta el momento ha hecho todo lo contrario. 

Durante un mensaje televisado, Macri aseguró que destinará más ayuda económica y reforzará los planes alimenticios para los argentinos que viven en la pobreza y que son, especialmente afectados por el recalentamiento de la inflación debido a una devaluación del peso de más de 50% en lo que va del año.

También te puede interesar: Buscan freno a la crisis económica en Argentina

“Para empezar a construir el país que queremos tenemos que equilibrar nuestras cuentas, con un Estado que gaste menos de lo que ingresa”, externó el mandatario, a quien en varios momentos se escuchó con la voz quebrada.

"Vamos a pedirles a los que tienen más capacidad de contribuir, me refiero a aquellos que exportan en la Argentina, que su aporte sea mayor", puntualizó.

"Tenemos que seguir haciendo todos los esfuerzos para equilibrar las cuentas del Estado", remarcó Macri.

En las últimas semanas se recrudeció la crisis cambiaria en Argentina, lo que obligó al gobierno a revisar el acuerdo crediticio que pactó en junio con el Fondo Monetario Internacional, para que le adelantaran fondos y lograr cubrir así, las necesidades financieras de 2019. 

Dicho acuerdo contempló un préstamo de 50 mil millones de dólares para hacer frente a la alza del dólar que comenzó en mayo.