Agencia
ESPAÑA.- Podría tratarse de un cuento, pero esta historia de solidaridad pasó en la vida real y en vísperas de Navidad. Antonio Escobar Aguilar, un anciano que duerme en las calles de Sevilla desde hace 15 años, recibió la semana pasada su regalo anticipado.

Francisco Martínez, alcalde de Fuentes de Andalucía, la localidad sevillana donde Antonio nació hace 71 años, lo visitó en Nervión, donde suele alojarse, para comunicarle que desde el sábado pasado, dispone de una pequeña vivienda. "Estoy deseando volver a mi pueblo", indicó el hombre, que lleva esperando 11 meses en la Junta de Andalucía, una pensión no contributiva, informa el portal ABC de Sevilla.

El Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía indagó los orígenes de esta persona sin hogar, que nació en 1946 en la casilla de Padilla, donde su familia era conocida con el apodo de "los gatos". Según declaraciones del propio Antonio, en Fuentes de Andalucía vivió con su madre, Valle Aguilar, hasta que ésta falleció y tuvo que dejar la casa de alquiler en la que residían. La experiencia que tenía en el campo recogiendo maíz y algodón, de poco le valió en la capital andaluza, donde hace 15 años terminó pernoctando en la calle al no hallar trabajo.

También te puede interesar: El papa Francisco celebra 81 años con una pizza 'gigante'

Al principio estaba en los alrededores de la Catedral de Sevilla, donde mendigaba, "pero los policías locales me echaban continuamente porque los indigentes damos mala imagen. Por eso me vine a Nervión. Duermo normalmente en los cajeros y de día pido dinero para comprar alimentos y tabaco, mi único vicio, porque yo ni bebo ni me drogo. Estoy en la calle porque no tengo más remedio", aseguró.

Foto: ABC Sevilla

A partir de ahora, Antonio no tendrá que dormir más en la calle, ya que el Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía lo trasladó al pueblo y le facilitará una pequeña vivienda para que pueda vivir solo. "Sé cocinar y limpiar", dijo agradecido de poder olvidar la pesadilla que ha vivido desde 2002.

El alcalde, Francisco Martínez, declaró al mencionado medio que la Cruz Roja colaboró en el transporte de Antonio hasta Fuentes de Andalucía, y Cáritas le facilitará ropa. El Ayuntamiento invertirá 200 euros en adecuar y preparar el piso del hogar del hombre y se hará cargo del alquiler y de los alimentos que necesite hasta que reciba la pensión.

Una oleada de solidaridad surgió en esta región para sacar de la calle a este anciano. Un grupo de Facebook de la localidad con más de 3 mil 200 seguidores, la mayoría de esa localidad sevillana, propuso recaudar dinero en favor de Antonio.

"Fuentes es un pueblo solidario. De eso no hay duda. Ahora lo que hay que hacer es ver cómo canalizamos esa solidaridad hacia Antonio", explicó Martínez, quien ya busca a familiares cercanos a Antonio en Fuentes de Andalucía.