Agencias
TIJUANA, México.- La apertura de la puerta en el muro fronterizo de Tijuana provocó alegría y tristeza en integrantes de 12 familias mexicanas y estadunidenses que, después de varios años de no abrazarse, por fin lo pudieron hacer.

También te puede interesar: Se unen PAN, PRD y Movimiento Ciudadano por la presidencia 2018

De acuerdo con Excélsior, con ojos llenos de lágrimas y tristeza en el rostro, las familias corrieron a abrazarse y decirse lo mucho que se querían y se extrañaban, pues, aunque interactúan a través de dispositivos tecnológicos, ninguno de ellos puede superar la sensación de estrechar a los seres queridos.

(Foto: Excélsior).

La inmensa alegría de estar juntos se hizo presente por parte de las 12 familias que aplicaron para este acercamiento realizado en El Faro de playas de Tijuana, donde finaliza México e inicia Estados Unidos y los sueños de millones de mexicanos.

Las familias provenientes de EU que participaron, llegaron de ciudades como San José, Stanford, Escondido y Orange, mientras que, del lado de México, eran oriundas de localidades como Culiacán, Mexicali, Monterrey y los estados de San Luis Potosí, Zacatecas, Guerrero y Michoacán.

(Foto: Excélsior).

La celebración del Día Internacional del Niño —20 de noviembre— permitió a los menores estar con sus familias nuevamente, no obstante, algunos de ellos.

La puerta del muro fronterizo fue abierta por autoridades de EU, gracias a las gestiones del fundador y directivo de Ángeles de la Frontera, Enrique Morones.

(Foto: Excélsior).