Agencia
ESPAÑA.- Cataluña aplaza investidura de Jordi Sánchez como su presidente, en espera de resolución de Tribunal. 

De acuerdo con Notimex, el Parlamento de Cataluña (noreste de España) aplazó hoy el debate de la investidura de Jordi Sánchez como nuevo presidente de la Generalitat catalana, en espera de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos resuelva su situación jurídica.

El presidente de la cámara catalana, Roger Torrent, anunció en un comunicado que toma esa decisión después de que el Tribunal Supremo de España denegara la libertad a Sánchez (en prisión desde octubre pasado) y que su defensa anunciara que acudirá a la instancia europea.

También te puede interesar: Detienen a maestra de curso bíblico por tener relaciones con alumno

El Parlamento catalán tenía programada la sesión de investidura para el próximo lunes, pero ante la imposibilidad de que Sánchez, en su calidad de candidato a la investidura, pueda presentarse ante el pleno, se toma esa medida de aplazamiento.

Sánchez (segundo en la lista de la independentista Juntos por Cataluña en las elecciones del 21 de diciembre pasado) fue propuesto para ser presidente catalán, después de que hace unos días renunciara a ello su líder y expresidente catalán, Carles Puigdemont.

El ahora candidato al gobierno ingresó en prisión en octubre pasado acusado de sedición, por actos realizados en el reciente proceso independentista en Cataluña.

El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, rechazó este viernes su liberación (como lo había solicitado su defensa) por considerar que incurre en riesgo de reiteración delictiva.

Los hechos por los que se le acusan están relacionados con una manifestación realizada los días 20 y 21 de septiembre pasado en Barcelona, para impedir una operación policial que pretendía impedir la organización del referéndum de secesión del 1 de octubre.

Con la decisión de aplazar el pleno, queda sin definición el proceso político en Cataluña, donde los partidos políticos independentistas tienen mayoría, pero que no pueden formar gobierno debido a las causas judiciales contra sus principales dirigentes.