Agencia
MÉXICO.- Para Rolando Alamilla, analista de The Competitive Intelligence Unit, la mayor diferencia entre los sismos de este mes con los ocurridos en 1985 son las herramientas tecnológicas y cómo éstas sirven para prevenir, comunicarse y organizar la ayuda, informó el portal Excélsior.

“Aun cuando la penetración de líneas es menor que el promedio en América Latina, la cantidad de smartphones con los que contamos nos permite tener una pequeña ventana de oportunidad para salvar vidas en momentos como el vivido el pasado 19 de septiembre”, afirmó.

También te puede interesar: ¿Sabes cómo funciona la tecnología anti sísmica en México?

Por ello Google creó un carrusel interactivo en su tienda Google Play que tiene acceso directo a aplicaciones gratuitas que ayudan a los habitantes a mantenerse a salvo y comunicados.   

Para prevenir

SkyAlert, por ejemplo, ofrece gratis las alertas emitidas a partir de una intensidad débil y recientemente amplió su cobertura a Jalisco, Colima, Oaxaca y Chiapas.

También tiene un modelo de suscripción para personalizar las alertas sísmicas eligiendo la intensidad mínima con la que el usuario desea ser alertado, así como recibir otro tipo de servicios.

Hay otras opciones como UrbanDF, SismosMX, Red Sísmica del Noroeste de México y Alerta Sísmica DF para diferentes sistemas operativos

Para Comunicación

Ante el congestionamiento de las líneas telefónicas tras un sismo, la opción son servicios como WhatsApp y Telegram, así como conectarse a redes WiFi “dado que la estabilidad de internet y el flujo de información es más rápido que al estar conectado a la red del operador móvil”, recomendó Alamilla. Incluso se supo de casos de personas atrapadas bajo los escombros que avisaron a sus familiares a través de WhatsApp.

Organización

Aplicaciones como Zello, que funciona como un walkie talkie y tiene varios canales dedicados a la situación como Sismo México 2017 o Alerta C5 CDMX, pueden ser muy útiles, así como Supercívicos, para denunciar irregularidades en las zonas de desastre o Centros de Acopio, de tal manera que se fomenta la transparencia.