Agencia
TUXTLA GUTIÉRREZ.- El secretario de Gobierno de Chiapas, Juan Carlos Gómez Aranda, informó que desde que se incrementaron los actos de provocación y el bloqueo de un camino que comunica a ambos municipios, el gobernador Manuel Velasco ordenó atender con todos los recursos del estado a las familias desplazadas.

De acuerdo con Milenio el funcionario estatal indicó que a través de diversas dependencias se entregan víveres, artículos de limpieza personal, cobertores y colchonetas, y se implementaron brigadas médicas para la atención oportuna de la población afectada.

También te puede interesar: ¡Entérate! Realizarán pruebas de VIH en la CDMX

El secretario de Protección Civil, Luis Manuel García Moreno, informó que se envió a Chalchihuitán mil despensas y artículos de higiene personal, así como 500 cobertores y colchonetas para los desplazados y se realiza en coordinación con la Parroquia del municipio de Simojovel.

A través de diversas dependencias se entregan víveres, artículos de limpieza personal, cobertores y colchonetas, y se implementaron brigadas médicas para la atención oportuna de la población afectada.

Asimismo se han destinado cuatro mil despensas más y otros apoyos por conducto de la Séptima Región Militar, donde elementos de la Sedena entregaron estos víveres.

También personal del Grupo de Respuesta Inmediata con ambulancias y paramédicos de Protección Civil han acudido al municipio de Chalchihuitán, a fin de implementar las acciones de atención a la población desplazada y para instalar un albergue provisional con lugar digno para dormir, así como alimentos y medicamentos necesarios.

Por otra parte el secretario de Salud, Francisco Ortega Farrera, indicó que se están reforzando las brigadas médicas y se activaron los servicios de la ambulancia aérea para el traslado de pacientes y medicamentos, en atención a las familias de las comunidades avecindadas entre Chalchihuitán y Chenalhó.

El gobierno de Chiapas informó que también que se instaló una Base de Operaciones Mixtas con el objetivo de disuadir la portación de armas de fuego y distender la problemática de los límites entre ambos municipios.

En atención al problema agrario de la zona, se mantiene diálogo permanente con los presidentes municipales y autoridades de bienes comunales de Chenalhó y chalchihuitan para resolver este problema, primero, para que de forma pacífica concluya el bloqueo para restablecer el libre tránsito, y segundo, manteniendo la vía jurídica y evitando caer en provocaciones.

También se ha explicado a las autoridades municipales constitucionales y de bienes comunales de ambos municipios que la solución a las diferencias por la propiedad de la tierra -que data desde hace más de 40 años- sigue un cauce jurídico en el Tribunal Unitario Agrario, de quien se espera emita su fallo a la brevedad para determinar los derechos sobre el territorio en disputa.

En total son 5023 habitantes de chalchihuitan que han sido desplazados y al menos 700 personas continúan viviendo en zonas montañosas en la que el frio y la lluvia ha complicado las cosas.