Agencia
ESTADOS UNIDOS.- La trama se complica para Apple. La compañía pasa por momentos difíciles intentando iniciar la producción de su iPhone X para estar justo a tiempo en los aparadores durante la temporada navideña, pero ahora resulta que tienen un defecto de fábrica con el iPhone 8, indica Wylerless en su sitio web.

Durante los últimos días comenzaron a surgir varios reportes entre usuarios del iPhone 8, donde señalaban la aparición intermitente de un problema con la reproducción de audio, con sonidos de estática y fallas en la calidad del sonido durante el uso de funciones tan básicas como llamadas telefónicas o FaceTime.

También te puede interesar: Rusia amenaza con bloquear a Facebook

(Foto: Contexto/Internet)

Ante la cantidad de denuncias, Apple tuvo que salir a hablar oficialmente sobre el asunto a través de varios portavoces,señalando que ya están al tanto del problema y que se trata de un asunto que afecta sólo a un “pequeño número de usuarios”.

La promesa por parte de la compañía que solucionará el defecto de fábrica, y que será corregido dentro de poco mediante una actualización remota de software.

Bajo tales circunstancias, todo hace suponer que se trata de un problema de programación más que un fallo de hardware, así que su solución no sería tan conflictiva.

El desempeño comercial de Apple parece un poco endeble ahora con esta nueva amenaza que podría manchar el lanzamiento del iPhone 8.