Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Las acciones de la compañía austriaca AMS AG, cuyos sensores ópticos forman parte de la tecnología de reconocimiento facial del iPhone X de Apple, se han derrumbado este martes un 14% en vista de la pobre perspectiva de ventas de este modelo de teléfono, informa Bloomberg.

La tendencia de los inversores a deshacerse de las acciones de AMS está motivada por el bajo volumen de ventas del iPhone X, indicó Guenther Hollfelder, analista de Baader Helvea AG.

También te puede interesar: Apple quiere abaratar el iPhone X pero ¡necesita a Samsung!

Un pronóstico desalentador

Las estimaciones de venta de AMS para el segundo cuatrimestre del año prevén "aproximadamente entre 20 y 25 millones de unidades de iPhone X menos", expresó Hollfelder. De manera similar, los analistas de Morgan Stanley redujeron sus pronósticos de venta del teléfono inteligente de Apple.

A su vez, cinco de las compañías ensambladoras del último modelo de teléfono de Apple indicaron que las ventas del iPhone X habían alcanzado su pico a finales del 2017, pero se han desacelerado desde entonces.

Una muerte anunciada

En este contexto poco optimista, las acciones de Apple han perdido más del 7% de su valor en apenas tres días, mientras el gigante tecnológico se prepara para publicar sus resultados financieros cuatrimestrales este 1 de mayo.

El iPhone X está "muerto" a causa de la sobreoferta de circuitos integrados, así como los precios elevados del modelo, indicó la semana anterior Neil Campling, analista de Mirabaud, según recoge CNBC.