Agencia
Arabia Saudita.- El hombre más rico de Arabia Saudí, el príncipe Al Walid Bin Talal, este lunes ha sido trasladado del lujoso hotel Ritz Carlton de Riad, donde permanecía detenido, a la cárcel Al Ha'ir después de negarse a pagar a las autoridades de Riad 6.000 millones de dólares, según informa Daily Mail.

De acuerdo con el portal de noticias RT, el príncipe fue arrestado el pasado noviembre en una operación anticorrupción emprendida por el Gobierno. El pasado sábado, un familiar del príncipe Al Waleed explicó a Reuters que el empresario ofreció "cierta cifra" para su liberación al Gobierno, quien consideró la cantidad insuficiente para llegar a un acuerdo.

"Él ofreció cierta cantidad, pero esta no coincide con la que fue requerida, y hasta el día de hoy el fiscal general no la ha aprobado"

También te puede interesar: Príncipe de Arabia Saudita compara al líder de Irán con Hitler

"Él ofreció cierta cantidad, pero esta no coincide con la que fue requerida, y hasta el día de hoy el fiscal general no la ha aprobado", declaró un oficial que quiso mantener el anonimato.

Al Waleed Bin Talal es la persona más acaudalada de Arabia Saudita y una de las más ricas del mundo: de hecho, la revista Forbes estima que posee la 45.ª mayor fortuna de nuestro planeta. Participa en gigantes estadounidenses como Citigroup, Twitter o Fox Broadcasting y también invirtió en empresas tecnológicas, como Apple o Motorola.

Comite anticorrupción 

En noviembre del año pasado, decenas de príncipes sauditas y otros altos funcionarios gubernamentales fueron detenidos tras la creación de un nuevo comité anticorrupción, presidido por el príncipe heredero Mohamed ben Salmán.