Agencia
MALASIA.- El esperado combate entre Manny Pacquiao y Lucas Matthysse por el título mundial de peso welter se vio envuelto en una polémica a horas del inicio, producto de una decisión llamativa de la Comisión de Boxeo de Malasia.

El organismo del país organizador de la pelea optó por cambiar al árbitro y al juez por dos profesionales estadounidenses. En lugar de los puertorriqueños Luis Pabón y Nelson Vázquez, estarán Kenny Bayless y Glenn Feldman. El resto se mantendrá igual, informa Infobae.

La noticia llamó la atención dentro de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que el 3 de julio había dado a conocer los nombres. Los otros dos jueces son el sudafricano Stanley Christodoulou y el australiano Derek Milham. El nicaragüense Renzo Bagnarol será el supervisor.

También te puede interesar: ¿Canelo dejará box por artes marciales mixtas? Esto respondió

Ante la modificación que realizó la Comisión de Boxeo de Malasia, el promotor del argentino, Mario Arnao, emitió un comunicado acerca de lo ocurrido: "Espero que el árbitro y los jurados estén a la altura de las circunstancias. A los tres jueces designados también".

A su vez, el hombre de confianza de Matthysse advirtió su descontento: "Espero que no nos pase como cuando fuimos de visitantes en otros momentos y hemos sido despojados por fallos muy localistas. Confiamos en la organización y en el señor Manny Pacquiao".

"Espero que no nos pase como cuando fuimos de visitantes en otros momentos y hemos sido despojados por fallos muy localistas"

El Axiata Arena de Kuala Lumpur se prepara para recibir un gran enfrentamiento entre el filipino, cuyo historial es de 59 victorias, siete derrotas y dos empates, contra el campeón mundial de peso welter de la AMB, Lucas Matthysse.

"Siempre quise pelear con alguien como él", declaró el argentino en la previa, y consideró que se siente preparado "al ciento por ciento".

"Me siento muy seguro de que tendré éxito (…), me adapté ya al clima y al horario, me siento en gran condición y le prometo al mundo entero una gran demostración", concluyó el argentino.