Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Uno de los momentos más añorados para los chicos y adultos es cuando llega la hora de armar el árbol de Navidad y darle un clima festivo al hogar con luces de colores y moños en cada rincón.

Diciembre comenzó y con él todos los preparativos para uno de los festejos consentidos del año: la Navidad. El arbolito es uno de los protagonistas de la fiesta y, por lo tanto, una causa de preocupación por su impacto en el medio ambiente, informa el portal de internet Huffingtonpost.

Si en tu vida cotidiana tratas de afectar lo menos posible al medio ambiente, te interesará saber que un árbol de Navidad natural no es necesariamente la mejor opción.

También te puede interesar: Consejos para no romper la dieta en Navidad

De acuerdo con información de la organización británica Carbon Trust, el transporte y la eliminación de los árboles naturales talados deja una huella de carbono de 16 kg de emisiones de CO2, mientras que un árbol de navidad artificial deja aproximadamente una huella de 40 kg de CO2.

El árbol significa el Universo, la prosperidad, la vida, siembra y cosecha. (Contexto/Internet)

En contraste, un árbol natural reciclado después de ser usado produce aproximadamente 3,5 kg de CO2. Así que rentar un árbol de Navidad definitivamente es la mejor opción.

Pero si decides comprar uno natural, el gobierno mexicano tiene un registro de productores y establecimientos confiables en todo el país.

¿Qué significado tiene el árbol de Navidad?

El árbol original con hoja perenne representaba para el cristianismo el amor de Dios y la vida eterna, mientras que su forma simbolizó la Santísima Trinidad, informa Infobae.

El árbol significa también el Universo, la prosperidad, la vida, siembra y cosecha. Se estima que en Belén, la gente ponía en el árbol algún objeto preciado a modo de obtener buenas compensaciones para el año entrante.