Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- En punto de las 16 horas, arrancó este martes una manifestación pacífica en la Ciudad de México con miles de personas, estudiantes y familias en general, para pedir un alto a la violencia.

De acuerdo con Televisa News, la convocatoria se realizó vía redes sociales y la concentración de jóvenes se registró en la escalinata del Ángel de la Independencia; exigen justicia por los estudiantes de cine asesinados y disueltos en ácido en el estado de Jalisco.

También te puede interesar: Éste es cártel con el que confundieron a jóvenes asesinados

Avanzaron sobre Paseo de la Reforma, algunos hacia la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, y otros a la Procuraduría General de la República PGR; exigen seguridad y justicia para sus compañeros asesinados.

Tweets sobre #Noson3somostodos

A la vanguardia de la marcha se muestra una manta con la leyenda: Cine sí, muerte no. La leyenda también representa la movilización en Michoacán y Jalisco.

En Guadalajara, Jalisco, estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales convocaron a una marcha para esta tarde; se reunirán en la Glorieta de los Niños Héroes, ahora llamada Glorieta de los Desaparecidos, donde exigirán justicia.

La Universidad de Guadalajara convocó a otra movilización para este miércoles 25 de abril.

¿Qué pasó con los estudiantes?

Javier Salomón Aceves Gastélum, Jesús Daniel Díaz García y Marco Francisco García Ávalos fueron vistos por última vez el pasado 19 de marzo, cuando hombres armados que dijeron ser elementos de la Fiscalía de Jalisco los secuestró.

Los estudiantes realizaban un trabajo escolar cerca de una cabaña en Tonalá, Jalisco, una finca vigilada por una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación, contraria a un grupo criminal llamado Cártel Nueva Plaza.

De acuerdo con una línea del tiempo presentada por la Fiscalía del Estado de Jalisco, los estudiantes fueron llevados a la cabaña utilizada para hacer sus tareas escolares. El sitio pertenecía a la tía de Javier Salomón, quien tiene un negocio de estéticas.

La Fiscalía precisó que los estudiantes no sabían que en realidad era una casa de seguridad; en 2015 ahí fue detenido Diego Gabriel Mejía, del grupo “El Cholo”, jefe del Cártel Nueva Plaza.

El mismo día, según las autoridades, los estudiantes fueron llevados a otra casa en la calle Lechuza. Javier Salomón murió mientras era golpeado e interrogado. Jesús Daniel y Marco Francisco murieron asfixiados.

La Fiscalía explicó que los cuerpos fueron trasladados a una tercera casa, en la calle Amapola 450, también en Tonalá, donde fueron diluidos en ácido sulfúrico, en bidones, para borrar las evidencias.

Al menos ocho presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación participaron en la desaparición y asesinato de los estudiantes. Este domingo 22 de abril dos fueron capturados.

"Las investigaciones no han llevado a la detención de dos personas Gerardo “N” y Omar “N”, por su probable responsabilidad en los hechos, quienes ya fueron vinculados a proceso. Todos los indicios recabados hasta el momento son múltiples, graves. Las investigaciones aún no han sido concluidas. Estamos trabajando con la misma intensidad para que salga a la luz toda la verdad sobre estos lamentables hechos", dijo Raúl Sánchez, fiscal de Jalisco.

La Fiscalía rechazó que existan nexos entre los estudiantes y delincuentes.

"En cuanto a los vínculos de alguno de los estudiantes no se encuentra acreditado que tengan un vínculo con algún cártel delictivo”, indicó Lizzette Torres, jefa de Investigación y Coordinadora del Ministerio Público.