Agencia
Ciudad de México.- Recientemente han surgido declaraciones, tanto de nutriólogos como de otras personas que se dicen expertas en alimentación, que afirman que el delicioso —y grasosísimo— chicharrón de cerdo no sólo no engorda, sino que incluso, es benéfico para la salud y debería incluirse en muchas dietas.

Pero uno podría preguntarse: ¿qué tan cierta es esta afirmación? ¿Será un mito o una realidad? ¿Será verdad que la piel salada y frita de cerdo aporta nutrientes y no repercute en el peso que señala la báscula y los centímetros en nuestra cintura?, Milenio.com comparte los pros y contras de este argumento.

El chicharrón de cerdo no engorda y es bueno para la salud, según por lo siguiente:

-Se dice que el chicharrón tiene altas cantidades de colágeno, de modo que cuando lo consumes te sentirás satisfecho más pronto, lo cual hará que comas menos y esto ayuda a bajar de peso.

También te puede interesar:  Ya puedes comer tacos sin remordimiento a subir de peso

-Es alto en grasa instaurada (grasa saludable, como la del aceite de oliva), ayuda a reducir el colesterol, diabetes y enfermedades cardiovasculares, y mejora la salud de los huesos.

(Internet)

-El chicharrón de cerdo es alto en proteínas, pues una onza (28 gramos) de este alimento contiene 17 gramos de proteínas, lo cual mantiene la sensación de saciedad y beneficia a los músculos.

-Además, contiene ácido esteárico, un ácido graso saturado que no eleva los niveles de colesterol en sangre.

De acuerdo a un estudio realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, Estados Unidos, el chicharrón de cerdo ayuda a reducir el riesgo de padecer presión arterial alta.

Por su parte, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), asegura que la proteína contenida en este alimento, favorece a la masa corporal y protege a los huesos.

Suena maravillo, ¿no es así? Pero, en su cuenta de Facebook, la nutrióloga Eva Mariana Rodríguez Pineda, aclara que esta tendencia a señalar el chicharrón de cerdo como un alimento beneficioso y que no engorda es cuestionable y tiene mucho de mentira.

(Internet)

"Cualquier exceso de calorías que se consuma en un día puede hacer que subamos de peso. No existe un alimento que, por sí solo, haga que subamos o bajemos de peso; a fin de cuentas, lo que importa es la cantidad de energía que consumes y la que gastas", afirma la nutrióloga.

Según Rodríguez Pineda, la creencia de que el chicharrón no engorda proviene de los partidarios de las dietas cetogénicas, que se caracterizan por contener altas cantidades de proteínas y grasas, y muy pocos o nada de carbohidratos. El chicharrón de cerdo, que es de origen animal, es permitido en este tipo de dietas. 

No olvides que nada es bueno si se consume en exceso.