Agencia
ESTADO DE MÉXICO.- El cuerpo de una mujer semidesnuda, y con signos de que fue asfixiada y abusada sexualmente, fue encontrado el viernes en un terreno baldío del municipio de Tezoyuca, horas más tarde, se dio a conocer que pertenecía a Fernanda Paola Ortiz Jimenez, de 16 años de edad.

Los familiares de la joven originaria de Acolman, en el Estado de México, iniciaron con una intensa búsqueda. La última vez que se le había visto fue en el deportivo del municipio, luego de eso, no hubo más, según información de Sin Embargo.

También te puede interesar: Detienen a la ex suegra de la mujer que mataron y cocinaron

La fotografía de la joven fue compartida en redes sociales por sus familiares, quienes pedían a la gente su colaboración para aportar pistas y dar con su paradero.

A la par de la búsqueda, el cuerpo de una mujer con un lazo alrededor del cuello como prueba de que de esa manera le habían quitado la vida, apareció en un terreno de la colonia Ejidos de Tequisistlán, en la calle Camino Ejidal, casi esquina con 5 de Mayo.

Unidades policiacas y elementos de servicios de emergencia arribaron al lugar tras la alerta de los vecinos que encontraron a la joven. Tras dar fe del hecho, el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), de Texcoco.

A Fondo indica que hasta el momento se desconocen las causas del crimen y la identidad de los responsables del feminicidio. De acuerdo con el conteo de A Fondo Edomex, este es el feminicidio 23 en los 26 días que van del año.

Violencia contra las mujeres

El pasado 13 de enero, Magdalena Aguilar Romero, nutrióloga de 25 años de edad, salió de su casa en Taxco, Guerrero, para ir a su trabajo, en un Centro de Salud.

Por la tarde, recogería a sus dos hijos, un niño de seis años y una niña de cuatro, en la casa de su ex pareja, sin embargo, nunca llegó. Omar Jalil Flores Majul, alcalde de Taxco, indicó que Magdalena “tuvo una discusión muy fuerte con el marido y después ya no apareció”.

Sus familiares señalaron que la última vez que la vieron fue cerca de una cancha deportiva de Los Adobes. Durante un operativo, las autoridades llegaron hasta un negocio en la calle Tercera de Guadalupe, en el barrio de Los Adobes, que funcionaba como centro botanero, y es propiedad de la ex pareja de Magdalena y padre de los menores. Adentro se encontraron los restos de la mujer, en un refrigerador.