Agencia
Alemania.- El alcalde de un pueblo alemán dijo el martes que está feliz de estar vivo, después de que un hombre lo apuñaló en el cuello tras confrontarlo por su postura abierta hacia los refugiados.

El ataque contra Andreas Hollstein, alcalde de Altena, en el oeste del país, causó conmoción y provocó condenas generalizadas en toda Alemania, incluso la canciller Angela Merkel, informa la agencia AP.

Las autoridades dijeron que el ataque del lunes en la noche al parecer estuvo motivado por el odio del agresor hacia los extranjeros. "Estoy conmocionada por el ataque con cuchillo contra el alcalde Andreas Hollstein y muy aliviada de que esté de vuelta con su familia", dijo Merkel.

También te puede interesar: Los matan por contraer matrimonio sin pedir permiso

El propio Hollstein dijo al diario local Lokalstimme que "tenía gente de mi lado que actuó con rapidez y estoy contento de seguir con vida".

Las autoridades identificaron al atacante como Werner S., de 56 años. No se dio a conocer su nombre completo debido a las leyes de privacidad en Alemania.

Hollstein, padre de cuatro hijos y miembro del partido conservador de Merkel, parecía impactado mientras respondía el martes a las preguntas de los periodistas. "Temí por mi vida", dijo, agregando que al parecer el hombre lo eligió intencionalmente como víctima.

Foto: AP

"Si me preguntan si ese cuchillo en su bolsillo era para mí, diría que sí", agregó.

El alcalde fue apuñalado el lunes alrededor de las 8 de la noche en un restaurante de kebabs (comida árabe). Según los medios locales, el agresor estaba alcoholizado y le preguntó a Hollstein sobre sus políticas hacia los inmigrantes antes de herirlo en el cuello, según los reportes.

Hollstein fue trasladado al hospital y dado de alta más tarde el lunes. Informó que su herida es de 15 centímetros de largo en el lado izquierdo del cuello.

Según la prensa local, el hombre dijo que atacó al alcalde porque ha aceptado voluntariamente más refugiados en Altena de los que la población está obligada a aceptar según el criterio federal de distribución de solicitantes de asilo.

Hollstein dijo que el ataque no lo desalentará de seguir defendiendo a los refugiados y a todos aquellos que necesiten su apoyo.