Agencia
Los Ángeles.- Un hombre hirió con un cuchillo a nueve personas, entre ellas seis menores de edad, durante la fiesta de cumpleaños de un niño en Idaho, informó ayer la policía, que sospecha que el agresor buscaba vengarse de otros habitantes de la residencia.

La policía de Boise, una ciudad de 226 mil habitantes en el estado rural de Idaho, arrestó al sospechoso durante su escape, luego de cometer el ataque el sábado por la noche en una residencia que acoge numerosas familias de refugiados, especialmente de Siria, Irak y Etiopía.

El sospechoso, un estadunidense negro de 30 años de Los Ángeles identificado como Timmy Kinner, habría atacado a sus víctimas porque vivían cerca del departamento donde un conocido lo hospedó por unos días, explicó el jefe de policía de Boise, Bill Bones.

También te puede interesar:Sujeto armado ataca a pasajeros del aeropuerto de Hermosillo

"La investigación parece indicar que el asunto se debe al lugar donde ellos vivieron, y no a un asunto de si conocían al sospechoso” dijo Bones en una conferencia de prensa.

Este ataque fue dirigido contra los más vulnerables entre nosotros, nuestros niños”, añadió el oficial. Los menores heridos (de 3, 4, 6, 8 y 12 años) participaban en la fiesta de cumpleaños de una niña de 3 años.

Cuatro de los nueve heridos están graves, sin que se sepa si son niños o adultos.

Kinner regresó para “vengarse”, pues había sido echado el viernes, dijo el policía, y eligió los “objetivos disponibles”, ya que no estaban las personas del departamento que habitó.