Agencia
CHILPANCINGO.- Dos guardias comunitarios heridos y uno muerto, fue el saldo que dejó un enfrentamiento en la comunidad de Palo Blanco, municipio de Chilpancingo.

A dos días del enfrentamiento entre civiles armados y policías estatales, un nuevo hecho de violencia se registró en el corredor del valle del Ocotito durante la noche de este martes.

También te puede interesar: Televisa nombra a Salvi Folch, nuevo director interino de Izzi

De acuerdo con Bajo Palabra, los reportes de la policía estatal refirieron que  alrededor de las 10 de la noche personas armadas iniciaron un enfrentamiento con policías de la UPOEG en Palo Blanco, desde la entrada del poblado hasta el punto conocido como “la pila”.

La balacera duró varios minutos y el grupo de agresores habría huido hacia una serie de caminos que conectan con Mochitlán, uno de los municipios presuntamente controlados por el grupo delictivo de Los Ardillos.

La gresca dejó a un miembro de la UPOEG muerto, identificado como L(N) quien quedó al interior de un carro tipo Tsuru color blanco, y otros dos guardias armados heridos, entre ellos un menor de 17 años de edad.

La balacera duró varios minutos y el grupo de agresores habría huido hacia una serie de caminos que conectan con Mochitlán, uno de los municipios presuntamente controlados por el grupo delictivo de Los Ardillos.

De manera extraoficial, se ha señalado a ese grupo como el responsable de los hechos de violencia en los últimos días en los pueblos del valle del Ocotito los cuales, al igual que Chilapa, han decidido suspender actividades escolares debido a la violencia.

Luego de este nuevo enfrentamiento, policías de diversas corporaciones arribaron al lugar y acordonaron las escenas del crimen para posteriormente pedir el levantamiento del cuerpo que sería llevado al Semefo de Chilpancingo.