Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El organismo de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció hoy que los ataques con armas químicas en Siria continúan, pese a los esfuerzos internacionales encabezados por la ONU para detenerlos.

En un análisis emitido a la luz de una sesión del Consejo de Seguridad sobre el tema, HRW destacó que los esfuerzos para detener ataques como el sucedido exactamente hace un año en la comunidad de Khan Sheikhoun, que provocó la muerte de al menos 90 personas, han sido ineficaces.

También te puede interesar: Jóvenes salvan a una anciana de morir quemada

De acuerdo con el análisis, el organismo ha confirmado que se han llevado a cabo 85 ataques confirmados con armas químicas en Siria desde que el 25 de agosto de 2013 el gobierno empleó gas de cloro en una agresión contra civiles.

HRW señaló que la mayoría de los 85 ataques confirmados han sido perpetrados por el gobierno sirio, que ha ignorado los esfuerzos del Consejo de Seguridad, la Organización Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), y acciones unilaterales de países individuales.

El organismo ha confirmado que se han llevado a cabo 85 ataques confirmados con armas químicas en Siria...

Según HRW, las fuerzas del gobierno sirio son responsables de más de 50 ataques con armas químicas. De esa cifra, en 42 se empleó gas de cloro, en dos sarín y en siete un producto no especificado. “En Siria el gobierno usa armas químicas”, expresó Lama Fakih, directora adjunta para el Medio Oriente de HRW.

Fakih añadió que “un año después del terrible ataque con gas sarín en Khan Sheikhoun, ni el Consejo de Seguridad de la ONU ni la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas ha actuado para hacer cumplir la prohibición contra ataques con armas químicas”.

La sesión del Consejo de Seguridad sucedió luego de que Rusia vetara el año pasado el Mecanismo de Investigación Conjunto para identificar a los responsables de los ataques con armas químicas en Siria.

Armas químicas

Por su parte, la representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, expresó en su intervención que el gobierno de Siria usa armas químicas prácticamente cada dos semanas, ante la pasividad internacional.

“Estamos retrocediendo rápidamente, cruzando de regreso al mundo que pensamos que habíamos dejado. Nadie quiere vivir en un mundo donde se usan armas químicas”, aseguró Haley.

La diplomática agregó sin embargo que “si no actuamos, si no nos detenemos y cambiamos de rumbo, éste es el mundo al que nos podríamos estar acercando rápidamente”.

Con información del portal de noticias Notimex.