Agencia
ITALIA.- Los primeros resultados de la autopsia realizada a Davide Astori, el capitán de la Fiorentina, revelan que murió debido a un fallo cardíaco, según ha informado este martes el fiscal jefe de Údine, Antonio de Nicolo, en el programa de televisión italiana La Vita in Diretta. De Nicolo ha explicado que el futbolista, de 31 años, falleció debido a causas naturales el pasado domingo. Fue hallado muerto en el hotel de concentración de su equipo, que ese día iba a disputar un partido contra el Udinese, un encuentro que la Federación Italiana de Fútbol decidió suspender, informa el portal de noticias El País.

"Según la evidencia de la autopsia realizada el 6 de marzo de 2018 en el cadáver de Astori Davide Giacomo, en relación a la causa de la muerte, se puede indicar como causa la cardíaca, sin evidencia macroscópica, probablemente en una base bradiarrítmica, con marcada congestión polivisceral y edema pulmonar. Para un diagnóstico detallado, se requieren exámenes histológicos minuciosos", ha explicado el fiscal que instruye la causa.

También te puede interesar: Inician investigación por la muerte del jugador Davide Astori

"A partir de los primeros hallazgos, no parece haber causas externas distintas a las de una muerte natural, pero con prudencia nuestros expertos dicen que tendrán que esperar al resultado de los exámenes histológicos para pronunciarse definitivamente”, ha proseguido De Nicolo.

Una bradiarritmia, o bradicardia, se produce cuando el corazón de una persona va ralentizando su ritmo y se produce un descenso de la frecuencia cardíaca. En el caso del futbolista, esta se habría producido de forma severa hasta provocarle una parada cardíaca.

La muerte de Astori provocó una profunda consternación en el fútbol italiano. El deportista lució 14 veces la camiseta de la selección de su país, con la que debutó el 29 de marzo de 2011, en un amistoso contra Ucrania, y marcó un gol. El defensa disputó, además, 289 partidos en la Serie A italiana. Comenzó su carrera en el Pizzighettone (2006-2007) y antes de desembarcar en la Fiorentina, en 2015, jugó en otros conjuntos como el Cremonese (2007-2008), el Cagliari (2008-2014) y la Roma (2014-2015).