Agencia
Honduras.- Al menos seis estadounidenses resultaron heridos este martes, tras accidentarse un avión mientras aterrizaba en el aeropuerto de la capital hondureña.

De acuerdo con los primeros reportes, en el avión jet ejecutivo con matrícula de Estados Unidos viajaban al menos siete pasajeros y dos tripulantes, informa el portal Infobae.

El subjefe de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Carlos Cordero, indicó a los medios locales que al menos seis personas fueron trasladadas al estatal Hospital Escuela.

También te puede interesar: Se estrella avión tras despegar en La Habana

 Cordero informó también que la aeronave comercial procedente de Austin, Texas, Estados Unidos, se salió de la corta pista del aeropuerto Toncontín, en el sur de Tegucigalpa, durante el aterrizaje y cayó en un pequeño abismo hasta quedar partida en dos sobre una carretera.

Reuters

El empresario hondureño, Pedro Atala, dijo que atendió a cinco hombres y una mujer que salieron "prácticamente ilesos" pero "milagrosamente ese avión no produjo una desgracia".

En entrevista a la estación local RHN, el propietario de una empresa distribuidora de maquinaria pesada situada al final del aeropuerto, añadió que solo una de las personas resultó con una lesión en la espalda y los "demás salieron caminando pero en shock".

Atala añadió que junto con empleados de su empresa salieron con extinguidores para apagar el fuego antes de que la aeronave se incendiara, e hiciera una explosión porque el combustible se estaba derramando.

Explicó que en seguida llegaron miembros del cuerpo de bomberos a terminar de apagar el fuego y de la Cruz Roja que auxiliaron a los pasajeros y a los pilotos para trasladarlos al hospital.

Reuters

El vocero del Hospital Escuela, Miguel Osorio, dijo que las seis personas fueron internadas en ese centro asistencial porque sufrieron golpes. Cinco de las personas fueron identificadas como John Powil, Nicolle Swies, Robert Kasanter, Johan Hage y Alex Mirta.

El 30 de mayo de 2008 un avión de la aerolínea Taca se accidentó de la misma forma, con saldo de cinco muertos. El piloto aterrizó en medio de la corta pista que sin alcanzar a frenar cayó sobre la carretera.

El aeropuerto de Tegucigalpa ha sido durante mucho tiempo uno de los más difíciles en el continente, porque está rodeado de montañas y zonas habitadas. Las autoridades pidieron a los conductores evitar el área.