Agencia
Ciudad de México.-Las bacteria C. perfringens son bacterias que se pueden encontrar en la carne y aves crudas, en los intestinos de animales y seres humanos, y en el medioambiente. Algunas cepas producen una toxina que causa diarrea cruda que puede enfermarte.

Este tipo de bacterias suele desarrollarse en ciertos alimentos que se preparan en ollas grandes, puesto que las comidas no se mantienen a temperaturas adecuadas hasta que se sirven.

También te puede interesar: Bacteria oculta en lechuga Romana mata a una persona

De acuerdo con el portal de noticias El Debate, los brotes tienden a presentarse en lugares que sirven a grupos grandes, como hospitales, comedores escolares, prisiones y hogares de ancianos, o en eventos con servicio de alimentos. 

Es probable que los alimentos que contienen bacterias peligrosas no tengan sabor, olor o apariencia diferente

¿Cuáles son los síntomas que se presentan?

Las personas con intoxicación alimentaria por C. perfringens presentan diarrea y cólicos abdominales de 6 a 24 (generalmente de 8 a 12) horas después de haber consumido alimentos contaminados. La enfermedad por lo general comienza de manera repentina y dura menos de 24 horas. Puede que se presente deshidratación. Esta infección no causa fiebre o vómitos y no puede transmitirse de una persona a otra.

Luego de haberse cocinado, los alimentos deben mantenerse a una temperatura de 60°C. Las sobras deben refrigerarse a 4.4°C. Estas temperaturas evitan que se multipliquen las bacterias que podrían haber sobrevivido a la cocción. Los platos con carne deben servirse calientes, dentro de las 2 horas de haberse cocinado.

Es probable que los alimentos que contienen bacterias peligrosas no tengan sabor, olor o apariencia diferente. Puede ser peligroso ingerir cualquier alimento que haya quedado fuera del refrigerador durante demasiado tiempo, aun cuando parezca en buen estado.