Agencia
Ciudad de México.- El Banco de México redujo su pronóstico de crecimiento económico para 2017 desde un rango de entre 2.0 y 2.5 por ciento a uno de entre 1.8 y 2.3 por ciento.

También te puede interesar: Moneda mexicana vence la quinta ronda del TLCAN

Los sismos de septiembre afectaron las expectativas para la economía mexicana, pues en el trimestre anterior el organismo había ajustado al alza su pronóstico, informa Milenio. 

En el último informe trimestral entregado por Agustín Carstens, como gobernador del Banco de México (Banxico), correspondiente a julio – septiembre, el organismo argumentó que el ajuste a su proyección obedece a que "la actividad productiva en el tercer trimestre mostró una desaceleración mayor a la esperada en el informe previo, en buena medida ante los efectos de los sismos de septiembre y la pronunciada contracción de la plataforma petrolera en ese mismo mes".

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, se quedará en su puesto hasta el 30 de noviembre de este año, informa Expansión.