CIUDAD DE MÉXICO.- El 13 de julio Banorte concretó oficialmente la fusión con Grupo Financiero Interacciones, lo que lo convirtió en el segundo banco más importante de México, apenas por detrás de BBVA Bancomer.

También te puede interesar: Grupos delictivos pelean territorio capitalino

En ese entonces, la propia entidad financiera dio a conocer que pasaría a contar con un total de activos por un billón 601 mil millones de pesos.

Hoy la agencia internacional Reuters informó que, tras la importante y millonaria fusión, Banorte decidió correr a 500 empleados que pertenecían a Interacciones.

La institución financiera, comandada por Carlos Hank González, tiene planeado despedir a 300 empleados más, según refirieron fuentes a la agencia referida.

En la planeación de la adquisición, Banorte informó que planeaba recortar 65 por ciento de costos de Interacciones pero no se refirió a los despidos.

“Debido a que Interacciones opera con una estructura muy simple y eficaz, sin sucursales, la integración a Banorte será sencilla y se concretará de inmediato”, informó a inicios de este mes la entidad financiera.

Hasta el momento, Banorte no se ha pronunciado al respecto