Agencia
ESPAÑA.- El mundo del balompié se detuvo la tarde de este domingo, debido a que dos de los mejores equipos de la última década se enfrentaron en la Jornada 36 de La Liga, terminando el partido con un empate de 2-2.

El estadio Camp Nou fue el escenario donde Barcelona y Real Madrid vivieron una edición más del Clásico de España.

También te puede interesar: Con 25 goles, Messi es la pesadilla del Real Madrid

Los blaugranas vienen de adjudicarse el título de la temporada 2017-2018, luego de derrotar en la fecha anterior al Deportivo la Coruña; hecho que genera que el cotejo ante los merengues sea únicamente de trámite.

Por su parte, los dirigidos por Zinedine Zidane aún compiten por el segundo puesto de la general, así como por amarrar su boleto para la siguiente edición de la Champions League, torneo en el que el pasado martes obtuvieron su pase a la Final del actual certamen.

Con información del portal de noticias Milenio.