Agencia
Australia.- Las playas al norte de Sydney, Australia, mostraron en la mañana del sábado una escena insólita: miles de paquetes de pañales empezaron a llegar desde alta mar después de que un buque carguero perdiera 83 containers en una tormenta.

El canal ABC de la televisión australiana, mostró imágenes del buque con numerosos contenedores a bordo semivolcados, en un equilibrio inestable y muchos de ellos rotos y con parte del contenido todavía cayendo al agua, informa el portal El Clarín.

Además de pañales, los contenedores llevaban productos sanitarios como barbijos, y materiales de construcción. Las autoridades ahora esperan en la costa la llegada de más artículos arrastrados por la corriente marina.

También te puede interesar: Gritaban que los sacaran: embarazada y sus 3 hijos mueren en incendio

El buque "YM Efficiency", de 268 metros de lago y bandera liberiana, sufrió el accidente a unos 30 kilómetros de la costa de Port Stephens, 178 kilómetros al norte de Sydney, en la noche del jueves, según informaron las autoridades.

Angus Mitchell, director ejecutivo de Servicios de Carretera y Marítimos de Nueva Gales del Sur, alertó a los botes y barcos por la presencia de la carga, ya que flotaba justo debajo de la superficie y podía provocar accidentes.

Mitchell señaló que se está revisando el estado del barco y su carga. Otros 30 containers que aún siguen a bordo resultaron dañados. "Los contenedores cayeron en medio de la noche, como chocan entre sí antes de llegar al agua, se dañan y su contenido se empieza a dispersar", informó.

Dos contenedores se encontraban el sábado cerca de la costa, y se esperaba que los otros siguieran llegando en los próximos días arrastrados por fuertes vientos.

El barco zarpó de Taiwán hacia Sydney, donde tenía previsto entrar en Port Botany en la tarde del sábado, pero la tormenta que arrasó con su carga en alta mar lo dejó navegando a la espera de que se solucione la situación. La tripulación no resultó herida.