Agencia
MEXICO.- El coco es un fruto lleno de innumerables beneficios. Además es muy versátil, “puede ser usado en una gran variedad de platillos como sustituto de la mantequilla y otros aceites”, dice Willow Jarosh, cofundador del Centro de Nutrición C&J.

La buena noticia es que no sólo sirve como alimento, sino que se ha convertido en un aliado para el cuidado de todo el cuerpo, como la piel y el cabello. Lo mejor de todo es que es natural, económico y de fácil acceso.  En el portal de La Vanguardia, encontramos algunas formas de usar el coco en su modalidad de aceite.

Úsalo como desmaquillante

El aceite de coco es rico en ácidos grasos (láurico y cáprico), conocidos por sus cualidades fungicidas y antimicrobianas, lo que hace que sea un buen ingrediente para el cuidado facial. Estos ácidos, junto con las proteínas y las vitaminas que también contiene, ayudan a proteger la piel y a mantener su hidratación natural.

A pesar de ser totalmente recomendable su aplicación a modo de crema, su textura puede resultar demasiado aceitosa para algunos. Así, otra de las grandes alternativas para aprovechar las propiedades de este ingrediente en nuestra rutina facial es utilizarlo como desmaquillante. Lo único que hay que hacer es aplicarlo por el rostro hasta deshacer por completo el maquillaje. Solo bastará con limpiarlo todo con un disco de algodón mojado en agua tibia.

Nutre tu cabello

Este ingrediente ya lo podemos encontrar en muchos productos capilares, tanto en champús como en acondicionadores o protectores de calor. Como ya ha sido confirmado anteriormente, el aceite esencial de coco ayuda a reparar y revitalizar el cabello gracias a sus compuestos activos, que revierten los daños provocados por la contaminación y regulan la producción de sebo.

La mejor opción es utilizarlo como mascarilla para el pelo, solo o acompañado de otros ingredientes como el plátano, el aloe vera o la lavanda. Puedes dejar actuar la mezcla durante diez minutos o incluso dormir con ella puesta toda la noche. Además, un buen remedio contra las puntas abiertas o dañadas es aplicar sobre ellas un poco de aceite de coco a modo de serum, tanto en seco como en mojado.

También te puede interesar: ¿Cómo lograr que el cabello crezca rápido y de forma natural?

Renueva y exfolia tu piel

Por último, se recomienda  incorporar este ingrediente a tu ritual de belleza como base para cualquier exfoliante. Una de las opciones con las que sacarle el máximo partido es como peeling labial, ya que es considerado un extraordinario bálsamo por su poder nutritivo. Lo mejor es utilizarlo cuando los labios están secos o agrietados y aparecen esas pielecitas tan difíciles de quitar. Mezclando un poco de aceite con azúcar fina o café hasta conseguir la consistencia deseada conseguirás el perfecto exfoliante casero y natural.

No te pierdas de los beneficios naturales del coco, intenta incluirlo en tu alimentación y en tu rutina de belleza.