Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Ben Affleck entró nuevamente a un centro de rehabilitación por su adicción al alcohol. Sus últimos días fueron un espiral al infierno y su exmujer y madre de sus hijos, Jennifer Garner lo notó y le advirtió su preocupación, a pesar de eso no evitó su recaída. Sin embargo, sí aceptó su ayuda y en compañía de ella se dirigió ayer a una clínica para comenzar un tratamiento.

"Sabía que necesitaba ayuda y fue muy elocuente al respecto", aseguró una fuente a la revista People, que confirmó la noticia sobre su internación en un centro de rehabilitación, por tercera vez en su vida, publica el portal web del periódico La Nación.

Recientemente, el actor, productor y director de 46 años se separó de su novia, la productora de Saturday Night Live! Lindsay Shookus, y comenzó a salir con una modelo de Playboy de 22 años, con quien los paparazzi lo captaron esta semana a la salida de un club nocturno. Su rostro desencajado fue titular de varios medios. Pero esa no fue la única foto que lograron de él, el lunes pasado también lo fotografiaron en la puerta de su casa recibiendo cervezas y whisky a domicilio. Affleck estaba fuera de control y su adicción al alcohol le estaba ganando la batalla.

También te puede interesar: Dejó a la 'chica del clima' por un videojuego y perdió

Ayer se vio llegar a la mansión de Affleck a Garner, quien al salir del lugar mostró preocupación. Al tiempo regresó junto a una mujer no identificada y, luego, los tres partieron rumbo a un centro de rehabilitación.

Jennifer Garner trasladó a su exesposo Ben Affleck a una clínica de rehabilitación. (Grosby Group)

La principal preocupación de Garner son sus hijos. "Lo que a ella le importa en última instancia es su sobriedad [por Affleck] y si ella puede confiar en que él para cuidar a sus hijos", le dijo una fuente a la revista.

Recaídas

La primera vez que Affleck estuvo internado en un centro de rehabilitación por su adicción al alcohol fue en 2001. Después, de una manera u otra, fue lidiando con sus demonios hasta que otra vez debió aislarse para recuperarse de una caída. En marzo de 2017, el actor se sinceró y contó que había terminado recientemente un tratamiento.

"Acabo de completar un tratamiento para mi adicción al alcohol, algo con lo que lidié en el pasado y tendré que seguir enfrentando. Quiero vivir mi vida a pleno y ser el mejor padre que pueda ser. Quiero que mis hijos sepan que no hay que sentir vergüenza por recibir ayuda cuando la necesitas, y que puedan ser una fuente de fortaleza para cualquiera que necesite ayuda pero sienta miedo de dar el primer paso. Soy afortunado de tener el amor de mi familia y amigos, incluyendo a mi compañera Jen, quien me ha apoyado y cuidado de nuestros hijos mientras yo me recuperaba. Este fue el primero de muchos pasos que tendré que tomar para recuperarme positivamente", había escrito en Facebook en marzo del año pasado.

Al poco tiempo de este anuncio, Garner decidió separarse definitivamente de Affleck, después de varias idas y vueltas de la pareja. La actriz consideró que su ex ya estaba en camino de recuperación y que era hora de pensar en ella y en lo mejor para sus hijos Violet, Seraphina y Samuel.

En noviembre del año pasado el panorama volvió a complicarse para el actor y otra vez apareció en escena Garner, quien nuevamente corrió en su ayuda.