Agencia
Estados Unidos.- Fue su primer show desde que dio a luz a su mellizos en junio pasado, y su regreso a los escenarios no solo causó revuelo, sino que hizo historia. Beyoncé se presentó en el festival de Coachella, siendo la primer mujer negra convocada como artista principal.

Durante el show, que duró casi dos horas, la gente pudo disfrutar de un momento único: la reunión de Destiny Child. Además su marido, Jay-Z, subió al escenario para cantar junto a ella, informa el portal La Nación.

También te puede interesar: ¡Mexican Power! Exitazo de Los Ángeles Azules en Coachella

"Coachella, gracias por permitirme ser la primer mujer negra en encabezar la programación del día", expresó emocionada. La estrella comenzó cantando algunos de sus temas más populares como "Sorry", "Crazy in Love" y "Drunk in Love". Enseguida Jay-Z subió al escenario para interpretar junto a ella "Déjà Vu", "Run the World" (Girls) y "Lift Every Voice and Sing", fueron las canciones elegidas como himnos del histórico momento.

Seguido de esto, se sumaron al show sus amigas y compañeras de Destiny Child, Kelly Rowland y Michelle Williams. Las mujeres interpretaron algunos éxitos como Say my name, Soldier y Lose my Breath. La última vez que habían actuado juntas fue en el 2013, durante el show de medio tiempo del Super Bowl.

Originalmente, la cantante iba a ser parte del festival en el 2017, pero tuvo que cancelar su show debido a su embarazo, siendo remplazada por Lady Gaga. Anticipando el gran regreso, durante los últimos meses Beyoncé adoptó una dieta vegana, además de intensificar su rutina de ejercicios.

El 21 de abril, la cantante volverá a presentarse en el festival. Después de esto, comenzará con los preparativos para la gira OTR II, el segundo tour que hará junto con su marido y que arranca el 6 de junio en Inglaterra.