Agencia
PITTSBURGH, Estados Unidos.- El quarterback de los Steelers de Pittsburgh, Ben Roethlisberger, se halla en el protocolo de conmociones luego de sufrir un golpe a la cabeza durante la práctica.

El head coach Mike Tomlin dijo en un comunicado que médicos del equipo evalúan al pasador seleccionado seis veces al Pro Bowl.

También te puede interesar: ¡Lo volvieron a hacer! Jugadores de la NFL desafían a Trump

“Ben Roethlisberger sufrió un golpe hoy en la práctica. Está siendo evaluado por médicos del equipo como parte del protocolo de conmoción cerebral”, dijo el coach Mike Tomlin, en declaraciones recogidas por la página oficial de la NFL.

Compañeros se aglutinaron preocupados alrededor de Roethlisberger luego de que cayera a la superficie de Latrobe Memorial Stadium.

El tackle derecho Marcus Gilbert dijo que Roethlisberger estaba rolando a su derecha en una jugada de línea de gol cuando chocó contra Gilbert y el linebacker Keion Adams.

"Sucedió tan rápido. Vi su cuello dar el latigazo hacia atrás", expresó Gilbert. "Debo de ver el video para ver lo que sucedió. Es mi tipo. Nadie quiere ver que algo le suceda, especialmente en una práctica como esta, viniendo a trabajar y no tacleando".

El "Big Ben" se levantó por sí mismo y habló con compañeros y preparadores, quienes eventualmente lo sacaron del estadio. Aparentemente, dejó el lugar en automóvil.

El centro Maurkice Pouncey dijo que Roethlisberger le declaró "estar bien, estar en orden", y el pasador suplente Mason Rudolph dijo que el quarterback parecía estar de buen ánimo tras la jugada.

En la última década, la NFL ha hecho hincapié en reducir las conmociones cerebrales, endureciendo las reglas de golpeo y mejorando continuamente el equipo de protección para los jugadores.

Roehtlisberger, muy golpeado a lo largo de su carrera por su forma de alargar las jugadas, saldrá del protocolo de conmociones cuando un médico de la liga le autorice regresar a los emparrillados, sin un tiempo predeterminado.