Agencia
BEIRUT.- Más de 210 civiles murieron y centenares resultaros heridos a causa de los intensos bombardeos aéreos lanzados desde el lunes por el régimen sirio contra el feudo rebelde de la Guta Oriental, indicó una oenegé.

Al menos seis localidades fueron alcanzadas por estos bombardeos. Desde el lunes, 211 civiles, entre los cuales mujeres y niños han muertos por estos bombardeos contra la Guta Oriental, sitiada desde 2013, indicó el OSDH.

Según testigos, la situación humanitaria es catastrófica en esta región, informa el portal de noticias La Jornada.

El mando militar estadounidense en Medio Oriente  estimó haber matado un centenar de combatientes en pro del gobierno sirio en un ataque de represalia lanzado este jueves.

El gobierno sirio calificó este jueves de "crimen de guerra" los ataques aéreos de la coalición internacional en la región de Deir Ezzor, en el este del país, que causaron según estimaciones estadounidenses unas cien bajas entre las filas progubernamentales.

En una carta dirigida al secretario general de la ONU, la cancillería siria afirmó que esos ataques "representan un crimen de guerra y un crimen contra la Humanidad".

También te puede interesar: Fuerzas sirias atacan con gas cloro a civiles de Saraqeb

El enfrentamiento ocurre en plena escalada de la tensión entre Washington y Damasco por el presunto uso de armas químicas por parte del régimen sirio y una milicia aliada.

El ataque inicial fue llevado a cabo por fuerzas leales al presidente Bashar al Asad en instalaciones de petróleo y gas clave en la provincia de Deir Ezzor, controlada por las fuerzas kurdas respaldadas por Washington.

Entre tanto, aviones del régimen volvieron a bombardear, por cuarta jornada consecutiva, el enclave rebelde de Guta Oriental, a las afueras de Damasco,  según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Según el Centcom, el mando militar de Estados Unidos en Oriente Medio, en la zona atacada por fuerzas progubernamentales en Deir Ezzor la noche del miércoles se encontraban consejeros de la coalición.

"La coalición efectuó bombardeos contra las fuerzas atacantes para repeler el acto de agresión" contra su personal y contra las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) con las que colaboran, declaró un responsable militar de este organismo que pidió mantener el anonimato.

"Estimamos que más de 100 miembros de las fuerzas prorégimen sirias murieron en enfrentamientos con las Fuerzas Democráticas Sirias y las fuerzas de la coalición", precisó esta misma fuente.