Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Niveles bajos de clembuterol pusieron en la lona el negocio millonario que Canelo Álvarez y Gennady Golovkin pretendían protagonizar este 5 de mayo en la T-Mobile Arena de Las Vegas, un negocio que bien podría rondar los 300 millones de dólares.

Si bien Gennady Golovkin mantiene el proyecto de combatir en Las Vegas para esa fecha, ya no en la T-Mobile Arena sino en el MGM Grand Garden Arena de la ciudad de los casinos, es consciente él y su equipo que cualquier rival que le pongan enfrente no generará la misma expectativa ni el éxito económico que ante Canelo esperaban, publicó ESPN.

También te puede interesar: ¡Confirmado! No habrá pelea entre 'El Canelo' y Golovkin

Con datos de la primera pelea y considerando que no se elevaron los precios de los boletos para la T-Mobile Arena, se esperaba que este pleito recaudara entonces al menos los 27 millones de dólares que se vendieron en septiembre pasado tan sólo por las entradas al inmueble.

Habrá que sumar lo que generó el pago por evento, ya que cada compra valía 80 dólares, y se estableció que vendieron hasta 1.5 millones de casas, es decir, habrían recaudado unos 120 millones de dólares; sin embargo, otra cifra que se manejó fue de 1.3 millones de casas para rondar los 100 millones de dólares en este departamento.

No se aportaron las cifras reacudadas por la venta de memorabilia y artículos referentes a la pelea ni tampoco las ganancias que genera la función que se realiza la noche previa al evento estelar en la ciudad de los casinos que incluye también a otro tipo de público.

Gracias a la venta de boletos de circuito cerrado para ver la pelea en pantallas dentro de los hoteles en la gran avenida de Las Vegas, llamada Strip, la organización del evento sumó 1.2 millones de dólares con la venta de 12 mil entradas a 100 dólares cada una.

Si a eso le sumamos que gracias a la visita de miles y miles de fanáticos para las peleas de boxeo del Cinco de Mayo e Independencia de México se llegan a recaudar hasta 100 millones de dólares en ganancias para la ciudad de Las Vegas.

Habrá que sumar el dinero que se llega a apostar a favor o en contra de un peleador y los gastos en hospedaje, alimentación y entretenimiento de cada uno de los fanáticos, por unos 50 millones de dólares más, acercando la cifra a unos 300 millones de dólares, lo cual hizo pensar en algún momento que podría inclinar la balanza a favor de Canelo Álvarez, quien decidió cancelar la pelea enfocado en limpiar su imagen ante el mundo deportivo y la Comisión de Nevada.