Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Después de cuatro días prófugo, el llamado “Dr. Bumbum” (Dr. Trasero) fue arrestado este jueves en Rio de Janeiro, acusado de haber causado la muerte de una paciente durante una cirugía estética clandestina en su apartamento. Sin embargo, el médico dijo ser víctima de una “injusticia”.

Denis Furtado, famoso en las redes sociales como “Dr Bumbum”, fue arrestado gracias a una denuncia anónima en un centro empresarial de Barra de Tijuca, un rico barrio del oeste de Rio, donde había operado a la mujer, informó la Policía Militar de Rio en Twitter.Su madre, acusada de complicidad, también fue detenida.

También te puede interesar: Canadá solicita apoyo de mexicanos para combatir incendios

El médico era buscado activamente por la policía desde el domingo, por cargos de homicidio y asociación criminal. El caso tuvo gran repercusión en Brasil, el segundo país con más cirugías plásticas después de Estados Unidos.

La empleada bancaria Lilian Quezia Calixto, seducida por la reputación de este doctor con más de 650 mil seguidores en Instagram, recorrió más de 2 mil km desde Cuiaba (oeste) para someterse a un aumento de glúteos con él en Río.

Tras ser operada el sábado en la noche en el apartamento de Furtado, la mujer empezó a sentirse mal y fue hospitalizada. Después de cuatro ataques cardíacos, falleció.

“Como todo el mundo sabe ocurrió una fatalidad, pero una fatalidad que ocurre con cualquier médico”, dijo el “Dr. Bumbum” en un vídeo colgado en su cuenta de Instagram, grabado en una oficina presumiblemente antes de ser detenido.

El médico dijo que operó a la mujer en su “consultorio” y que unas seis horas después, él mismo la llevó al hospital, donde acabó falleciendo.

“Es un misterio todavía la causa de su muerte, pero es una injusticia lo que están diciendo de mí en la televisión”, manifestó Furtado, vestido con la misma americana negra con la que fue detenido y visiblemente nervioso.

El “Dr. Bumbum” hacía bioplastias con polimetilmetacrilato, una técnica cuestionada por muchos especialistas, que ha causado problemas y hasta la muerte de decenas de mujeres en América Latina.

El doctor aseguró que, a diferencia de lo que se comentó, tiene su credencial de médico vigente y ha realizado más de 9 mil veces ese procedimiento “habilitado”.

La Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica denunció que “la creciente invasión de la especialidad por no especialistas ha promovido cada vez más casos fatales como éste”.

Con información de Televisa Noticias.